Según ha informado la Junta en nota de prensa, el Sescam quiere aclarar que persigue la eficiencia y la mejor gestión del servicio de transporte sanitario urgente.

Asimismo, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha ha querido destacar que el actual contrato se licitó por tres millones de euros más de lo que se licitó con el anterior contrato, velando siempre por la mejora del servicio que se presta a los ciudadanos.

Precisamente, según ha indicado la Junta, la “responsabilidad” del actual Ejecutivo de Castilla-La Mancha con los ciudadanos a los que da servicio es la que ha llevado este jueves a dictar una resolución por la que se inicia la resolución de los contratos de concesión del servicio de transporte sanitario terrestre en las provincias de Albacete, Ciudad Real y Guadalajara ante los “reiterados incumplimientos” por parte de la empresa concesionaria de determinadas obligaciones consideradas esenciales dentro del contrato.

La Dirección Gerencia del Sescam ha querido reiterar que considera “fundamental” que cualquier empresa prestadora de un servicio adjudicado por una administración pública “debe ser responsable y consecuente con todas y cada una de las condiciones estipuladas en el contrato suscrito para tal fin, por corresponsabilidad no solo con la propia administración, sino también con los beneficiarios últimos de la prestación, en este caso, los usuarios del transporte sanitario, y con los trabajadores del mismo”.