El texto propuesto, además, incorpora novedades pioneras a nivel europeo en el ámbito de la protección de los derechos de las personas consumidoras y usuarias, por lo que fue considerado como muy ambicioso e interesante por los miembros de dicho Consejo Regional de Consumo, ha informado la Junta en nota de prensa.

En otro orden de cosas se abordaron otros temas de carácter normativo, como es la regulación de un nuevo procedimiento de hojas de reclamaciones que contempla la modalidad electrónica. Otras normas presentadas a este órgano para su tramitación son las relativas a la nueva composición del propio Consejo Regional de Consumo y su reglamento interno de funcionamiento.

Asimismo, se ha dado a conocer el Decreto que regulará el procedimiento administrativo a seguir en relación con los precios de los servicios públicos municipales que deben ser objeto de intervención por parte de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, a través de la Comisión Regional de Precios, y que permitirá simplificar y agilizar el procedimiento en cuestión, a la vez que potenciará el papel de los consejos locales de consumo u otros órganos de participación sectorial al respecto.

Además, este Decreto pretende conceder a los ayuntamientos la capacidad de decisión sobre las solicitudes que se presenten en sus respectivos municipios.

Otro de los aspectos que se abordaron en este Consejo Regional de Consumo fue la presentación del balance de gestión de las actividades desarrolladas en materia de consumo desde la Consejería de Sanidad, junto con las Oficinas Municipales de Información al Consumidor de la región.

Por otra parte, la Dirección General de y Consumo expuso los detalles del Plan de Inspección y Control de Mercado en materia de consumo, previsto para este año, así como lo relativo a los programas de información, formación y educación que esta Dirección General ha implementado o tiene previsto hacer durante los próximos meses.

A lo largo de la reunión se puso en valor el esfuerzo y trabajo desarrollado para elaborar este primer borrador de la futura Ley sobre los Derechos de las Personas Consumidoras en Castilla La Mancha, destacando el “carácter transversal e integral” con que se afronta la protección de dichos derechos.