La organización de agricultores UPA ha valorado positivamente el “apoyo rotundo al sector de la aceituna” la sentencia conocida ayer, que declara ilegales los aranceles de Trump a la aceituna de mesa española. Desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha consideran que es una buena noticia que demuestra que los aranceles impuestos a exportaciones de alimentos son “medidas distorsionadoras injustificadas, aleatorias y caprichosas que deben retirarse”.

Los agricultores españoles, que tienen en la exportación un importante mercado para sus productos, han calificado la sentencia del tribunal americano como “muy positiva para los intereses españoles” y han instado al y a que redoblen sus esfuerzos para que se retiren los anunciados aranceles a otros productos como el vino o el aceite de oliva.

Desde la organización agraria han reclamado que se evite “jugar con los alimentos” en todo tipo de guerra comercial, ya que son medidas que no benefician a nadie, como se ha visto en el caso del veto de Rusia a las exportaciones europeas, que dura ya más de cinco años.

Los agricultores han asegurado que es perfectamente compatible que los Gobiernos articulen ayudas para el maltrecho sector agrario, que difícilmente cubre costes de producción, con un mercado internacional en condiciones de justicia y transparencia. “ constituye hoy un único mercado global, y los intentos de distorsionarlo están condenados al fracaso”, han concluido desde UPA.