Según han puntualizado a Europa Press fuentes del , el juez aún no ha autorizado la inhumación del cadáver, a la espera de que puedan fructificar estas gestiones. Mientras tanto, el cuerpo sin vida de la mujer permanece este miércoles en el tanatorio de la ciudad minera.

Tanto fuentes de la Subdelegación del Gobierno como del propio tanatorio han confirmado a Europa Press que no les consta que alguien haya reclamado el cuerpo, ni desde Albacete, donde residía la fallecida hasta hace un mes, antes de trasladarse a Puertollano, ni desde su país de origen.

Si no fuera posible localizar a allegados que quieran responsabilizarse, la decisión de autorizar la inhumación recaerá sobre el juez de instrucción.

En todo caso, el Ayuntamiento de Puertollano se ha interesado “desde el primer momento” en contactar con la familia de la fallecida para prestarle todo el apoyo posible, según han apuntado a Europa Press fuentes municipales. En este sentido, si concurrieran las circunstancias, el Consistorio, según estas fuentes, deberá hacerse cargo de un “entierro social” por razones humanitarias.