La delegada provincial de Sanidad, Rocío Rodríguez, ha expresado su apoyo a la “magnífica labor” que ADACE Castilla-La Mancha presta a las personas con daño cerebral sobrevenido y a sus familias para mejorar su calidad de vida y contribuir a su integración social.

Así se lo trasladaba Rodríguez a la presidenta de ADACE, Ana Cabello, en el transcurso de una reunión de trabajo con responsables de esta asociación y en la que Cabello ha expuesto las principales líneas de trabajo que lleva a cabo esta asociación en la Comunidad Autónoma y particularmente en la provincia de Toledo, así como los proyectos que quieren poner en marcha en beneficio de las personas con daño cerebral sobrevenido.

Rodríguez ha puesto en valor el trabajo que ADACE lleva a cabo, ofreciendo un apoyo asistencial fundamental en los dos centros con que cuenta en nuestra provincia, uno en Toledo y otro en Talavera, donde los equipos profesionales trabajan para que las personas que tiene una lesión en el cerebro de naturaleza no degenerativa ni congénita adquieran habilidades en autonomía personal, recuperen habilidades de cara a su integración en el mundo formativo y laboral y apoyan a sus familias.

Asimismo, la delegada provincial ha destacado la labor que realizan en materia de concienciación y sensibilización social sobre el daño cerebral sobrevenido y las secuelas que sufren las personas que lo padecen, así como en programas de prevención vial y prevención de ictus.

En Castilla-La Mancha hay unas 20.000 personas con daño cerebral sobrevenido, de las que un 30 por ciento son menores de 64 años, y cada año hay un crecimiento de estas cifras en torno a 120 personas.

El pasado año, en los ocho centros de atención directa con que cuenta la asociación, así como las plazas concertadas del `El Carmel´ de Talavera de la Reina, ADACE ha atendido a 888 personas, de las que 474 eran personas afectadas por una lesión cerebral sobrevenida y 414 familiares.