Esta simulación, de carácter nacional, que se está desarrollando en Daimiel desde el pasado 9 de marzo hasta este jueves, día 12 de marzo, se inscribe dentro de los ejercicios anuales que la UME lleva a cabo con el fin de mantener su operatividad y comprobar la correcta activación de cada una de sus unidades, en este caso la de riesgo tecnológico químico, según ha informado la Delegación del Gobierno en un comunicado.

El Ejercicio ‘Gamma Daimiel 2015’ es un simulacro organizado por la Unidad Militar de Emergencias, en el que se practica un escenario de emergencia de nivel 3 (Interés Nacional) con el objetivo de ejercitar los procedimientos y mecanismos de gestión de crisis contemplados dentro del Sistema de .

“La ventaja de este ejercicio ha puesto de manifiesto la posibilidad de coordinación de todas las instituciones, de las distintas administraciones, tratando de coordinar las actuaciones y dar solución a los problemas que se puedan plantear”, ha dicho Labrador.

Durante los cuatro días en los que se desarrolla el Ejercicio ‘Gamma Daimiel 2015’ se han movilizado a unas 3.000 personas entre miembros de la UME, los servicios de Emergencias del , y los equipos de intervención internacionales llegados de , , y .

“Estos ejercicios son necesarios porque cuando llega una situación peligrosa, tenemos que tener los medios suficientes, y lo que es más importante, la preparación decidida para poder actuar de forma automática y como auténticos profesionales”, ha afirmado el delegado.

INCIDENTE EN UN SUPUESTO COMPLEJO QUÍMICO

El escenario planteado es un incidente grave en un supuesto complejo químico en las proximidades de la localidad de Daimiel, que daría lugar a numerosas víctimas, entre fallecidos, heridos, desaparecidos y damnificados; así como importantes daños en viviendas, infraestructuras y servicios esenciales, además del efecto medioambiental que ocasionaría el vertido de hidrocarburos y la nube tóxica en los alrededores.

El constituido este martes por la tarde, en el que se informó desde esta Delegación del Gobierno junto con el CECOP de Castilla-La Mancha, apoyaría al en su función de dirigir y coordinar las actuaciones de gestión en situaciones de crisis a nivel político-estratégico.

El participa en el Ejercicio ‘Gamma Daimiel 2015’ en diversas fases, a través de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias ha participado desde la fase de planeamiento en este simulacro con el objetivo de poner en práctica lo establecido en los planes estatales de protección civil ante riesgo químico (Real Decreto 1070/2012), así como cooperar con la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha en la dirección de los planes autonómicos que pudieran activarse.

En las primeras fases del ejercicio, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias ha simulado la activación de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y la constitución del (CECO), que preside el subsecretario del Ministerio del Interior, además de convocar al ante Riesgo Químico, cuya máxima autoridad es el ministro del Interior.

El CECO se mantiene operativo a lo largo de todo el simulacro para seguir la evolución de la emergencia y activar los medios y recursos estatales y, en su caso, internacionales, que pudieran ser necesarios.

Por otra parte, el General de Protección Civil y Emergencias participa como centro permanente de seguimiento y apoyo técnico al Comité Estatal de Coordinación. Este Centro —que permanece activo las 24 horas, todos los días del año— efectúa el seguimiento de todas las situaciones que comportan riesgo para los ciudadanos y sus bienes.

Además, representantes de esta Dirección General forman parte del Puesto de Mando Operativo de la emergencia y asesoran a la dirección del Ejercicio.