El vicepresidente primero del Gobierno de Castilla-La Mancha, Fernando Lamata, reclamó hoy en Albacete un esfuerzo de todas las administraciones y del conjunto de la sociedad para proteger el patrimonio natural y conservarlo para nuestro disfrute y para el de las generaciones futuras.

Lamata hizo esta afirmación con motivo de la reunión constitutiva del Patronato de la Fundación del Jardín Botánico de Castilla-La Mancha, un organismo cuya presidencia ostenta y del que forman parte, como patronos, el Gobierno autonómico, la Universidad regional, la Diputación y el Ayuntamiento albaceteño.

A juicio del también portavoz regional, esta Fundación es un buen ejemplo de la suma de esfuerzos necesaria para conservar el entorno natural y hacerlo, en este caso, fomentando el progreso de Castilla-La Mancha, ya que el futuro Jardín Botánico será un centro de referencia en la investigación botánica, así como un recurso cultural y turístico de primera magnitud para la ciudad de Albacete.

En su intervención, Lamata destacó la necesidad de proteger las especies vegetales, ya que nuestro patrimonio natural es un tesoro a conservar, sin que haya invento o creación humana que pueda superarle en belleza y perfección.

El Jardín Botánico de Castilla-La Mancha, que ha supuesto una inversión que ha superado los once millones de euros, tiene una superficie cercana a los 70.000 metros cuadrados y 500 especies vegetales, la mayor parte de ellas ya plantadas, permitirá a los ciudadanos conocer y admirar ese libro siempre abierto que es la naturaleza, indicó el vicepresidente primero.

Junto a sus funciones de conservación de la flora y recursos vegetales, de investigación y de recurso cultural, el Jardín Botánico será un instrumento didáctico y formativo para los jóvenes de la ciudad y la Región, así como para empresas e instituciones, ya que en él se desarrollarán cursos sobre jardinería o gestión y diseño de viveros, por ejemplo.

Cinco son las áreas que componen el Jardín Botánico, una primera de investigación, formación y servicios; una segunda con la historia geológica de la región; una parte de jardines históricos, con viveros, especies frutales y cultivos extensivos e industriales; dos lagunas, endorreica y kárstica, son el eje de la cuarta área; mientras que en la quinta se dispondrán las especies autóctonas de la Región.

A la sesión constitutiva del Patronato de la Fundación del Jardín Botánico de Castilla-La Mancha asistieron los responsables de las tres administraciones que comparten, junto al Gobierno regional, su Patronato: el rector de la UCLM, Enrique Martínez Ataz; el presidente de la Diputación provincial, Pedro Antonio Ruiz Santos; y la alcaldesa de Albacete, Carmen Oliver.

Durante la sesión se procedió al nombramiento del director general de la Fundación Jardín Botánico de Castilla-La Mancha, Siro Torres. También se acordó el nombramiento de Antonio Roncero como secretario del Patronato y de Francisco Martín Montero como director técnico de la Fundación. Por último, en la reunión se decidió abrir los plazos para designar a los miembros de la Comisión Ejecutiva del Patronato.

La Fundación del Jardín Botánico tiene una dotación económica inicial de 100.000 euros, de los que cerca del 50 por ciento son aportados por la Junta de (49.000 euros), y el resto por las otras tres instituciones, 18.000 euros tanto Ayuntamiento como Diputación, y los 15.000 restantes la Universidad regional.