En rueda de prensa, ha reparado además en que el paro “golpea con más virulencia en mujeres y jóvenes” y ha puesto el acento en que apenas 5.000 de los 70.000 contratos suscritos son indefinidos.

“No tenemos un modelo capaz de desarrollar la región y de crear puestos de trabajo”, ha condenado, recordando el descenso en la afiliación a la Seguridad Social superior a las mil personas.