En la carta, recogida por , Marcos asegura que se trata de “una excelente oportunidad para Castilla-La Mancha, Castilla y León y el resto de comunidades autónomas con el sector vitivinícola que la Presidencia de esta Asamblea recaiga en una región española, y especialmente en una con tanto recorrido y experiencia en este sector, como es Castilla-La Mancha”.

“Sin duda, esta circunstancia permitirá impulsar iniciativas en Europa para conseguir un mayor desarrollo de la actividad en este sector tan importante”, añade la misiva, en la que la consejera se pone a disposición de Martínez Arroyo “para trabajar conjuntamente en proyectos en este sector que beneficien a todos”.