La portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, , ha señalado este miércoles en rueda de prensa que este proyecto de ley consta de modificaciones legislativas para “conseguir los objetivos marcados en las cuentas”, logrando una ley de acompañamiento para hacer posible todos los pormenores de estos presupuestos.

Son dos capítulos, el primero de ellos con 8 artículos que modifican varios ámbitos administrativos; y el segundo con un único artículo de carácter tributario.

La finalidad de la ley es dotar de “eficiencia y eficacia” a los servicios públicos, así como garantizar “que los ciudadanos se podrán beneficiar de algunas exenciones fiscales y no las entidades bancarias”.

“Se distribuyen de manera más justa las obligaciones tributarias y se intentan fortalecer los servicios públicos”, ha afirmado Fernández, quien ha detallado algunas cuestiones como que, en virtud a esta ley, el pasará a ser responsabilidad de la Consejería de Igualdad y no de Presidencia.

Con esta norma se crea además el Observatorio de Servicios Sociales, se regulan plazas de enfermería o inspección médica, se regulan empresas turísticas para mejorar su definición y se modifica la legislación tributaria para la correcta aplicación de determinados impuestos y bonificaciones, tal y como ha detallado la portavoz del Gobierno.