El Proyecto de Ley para una Sociedad Libre de Violencia de Género en Castilla-La Mancha, que ha quedado lista para su debate parlamentario, incluirá la “violencia institucional” como pedía Podemos, después de que los socialistas hayan aprobado la enmienda en la que se recogía este concepto, inclusión que ha sido rechazada por los ‘populares’.

Las 19 enmiendas presentadas por Podemos han quedado aprobadas; de las cinco presentadas por el PSOE, cuatro han quedado aprobadas pues los socialistas han retirado una; y de las 14 de los ‘populares’, ha quedado aprobada solo una, se han transado dos, otra ha sido retirada y diez de ellas han sido rechazadas, quedando ‘vivas’ para su defensa ante el pleno.

Así se ha materializado en la Comisión de la Mujer celebrada este martes, presidida y protagonizada únicamente por parlamentarias. Ha sido presidida por la diputada socialista y la defensa y el debate de enmiendas ha corrido a cargo de María Díaz de Podemos; Pilar Callado del PSOE —encargada de defender esta ley cuando llegue al pleno de la Cámara— y , del PP.

Podemos ha logrado que todas sus enmiendas tengan apoyo parlamentario —11 de ellas por unanimidad—, y entre ellas destacan la inclusión de la violencia institucional dentro de la ley, considerando las “acciones u omisiones que realizan las autoridades y profesionales de organismos públicos que tengan como fin retardar, obstaculizar o impedir que las mujeres tengan acceso a las políticas públicas y ejerzan sus derechos para asegurarles una vida libre de violencia”.

También ha quedado aprobada la enmienda que pedía a las empresas una declaración responsable que acreditara que nunca habían sido sancionadas administrativamente ni con sentencias firmes condenatorias, así como la que solicitaba la inclusión de asociaciones de mujeres y organizaciones feministas en el órgano competente de vigilancia en materia de igualdad.

Igualmente ha recibido el apoyo de los grupos otra de sus enmiendas que proponía incluir una nueva en la que quedara comprometido las partidas presupuestarias correspondientes para garantizar las ayudas de esta ley, en el marco de la Ley de Presupuestos Generales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Los ‘populares’ han puesto especial énfasis en su apoyo a esta enmienda promovida por Podemos, pues recogía prácticamente el mismo objetivo las diez suyas que han sido rechazadas.

La única enmienda del PP que ha quedado aprobada solicitaba que además de la asignatura obligatoria con contenidos en igualdad, educación afectivo-sexual y prevención de violencia de género se incluyan en los currículos de todas las asignaturas elementos que pongan en valor la igualdad, potenciando la historia de la mujer así como los logros históricos del movimiento feminista.

RETIRADAS DOS Y TRANSADAS DOS DEL PP

Los ‘populares’ han acordado transar dos de sus enmiendas a propuesta de los socialistas, una de ellas promueve la priorización en el acceso de las ayudas en materia de arrendamiento de vivienda y en la adjudicación de recursos habitacionales de la Junta y otra se refiere a que los programas de conciliación de la vida personal, familiar y laboral deben poner a atención a aquellas mujeres que viven en el mundo rural.

Asimismo, el PP ha decidido retirar una enmienda que pedía que la Consejería de Educación adaptara sus contenidos a las previsiones de esta ley en un plazo de seis meses desde su entrada en vigor. El PSOE también ha retirado otra de sus enmiendas que pedía la supresión de los principios de libre concurrencia, igualdad y transparencia en la prestación de servicios de asesoramiento psicológico y jurídico de las mujeres víctimas de violencia de género.