Con se pone fin al proceso iniciado en noviembre de 2009 con la integración parcial de Mancha (CCM) en Caja de Ahorros de (Cajastur) por decisión del , que intervino la entidad en marzo de ese año.

se someterá a la aprobación por parte de los accionistas de la entidad dirigida por en su junta ordinaria, que se celebrará, previsiblemente, el próximo mes de marzo.

Esta operación, con efecto contable desde el pasado 1 de enero, pretende contribuir a hacer frente a las condiciones de mercado “de modo más eficiente y competitivo”, según apuntan las entidades en su proyecto de fusión, en el que añaden que permitirá mejorar la eficiencia del grupo.

La tansacción simplificará la estructura societaria, organizativa y de funcionamiento de Liberbank y mejorará la utilización de sus recursos, pues BCLM está ya íntegramente participada por la entidad.

La asamblea general de la caja aprobó en junio de 2010 el proyecto común de segregación que contemplaba el traspaso en bloque del negocio bancario de CCM a favor de Banco Liberta, en aquel momento filial de Cajastur, y de cuyo capital la adquirió una participación del 25%.

Tras la segregación en 2011 del negocio financiero de Cajastur a favor de —luego Liberbank—, la propia Liberbank pasó a ser titular del 75% del capital social de BCLM y en la actualidad mantiene la titularidad de todas las acciones de BCLM, pues la CCM no hizo uso de su derecho de suscripción preferente en el reciente proceso de reducción y posterior aumento de capital de BCLM.

SIN CAMBIOS EN LOS TRABAJADORES

Se establece el 1 de enero de 2018 como fecha a partir de la cual las operaciones de BCLM se considerarán realizadas a efectos contables por cuenta de Liberbank. De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 44 del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, Liberbank se subrogará en los derechos y obligaciones laborales de los trabajadores de BCLM.

No se prevé que la fusión tenga impacto directo ni consecuencias sobre el empleo, ni está previsto adoptar, por razón de la fusión, medida alguna respecto de los trabajadores. Tampoco se prevén cambios en la composición del comoconsecuencia de la misma, por lo que ésta no tendrá ningún impacto en la distribución por géneros de sus componentes. La fusión tampoco tendrá ningún impacto en materia de responsabilidad social corporativade Liberbank.

Se hace constar que no existen en Liberbank ni en BCLM aportaciones de industria ni prestaciones accesorias. Tampoco existen acciones especiales privilegiadas ni, salvo por los titulares de obligaciones subordinadas necesariamente convertibles de Liberbank (cuyos derechos no se verán afectados como consecuencia de la fusión), personas que tengan atribuidos derechos especiales distintos de la simple titularidad de las acciones. Por todo ello, no procede adoptar ninguna medida en relación con estos extremos.

No se atribuirá ninguna clase de beneficio o ventaja a ninguno de los administradores de Liberbank o BCLM como consecuencia de la fusión. Puesto que no existe obligación de que un experto independiente emita un informe, no se solicitará la emisión de éste ni, por tanto, sele atribuirá ningún beneficio o ventaja.