La entidad ha expresado que “no tiene previsto actualmente convertir en estructurales las medidas laborales anteriores, es decir, transformar los 700 excedentes voluntarios compensados en prejubilaciones, utilizando para ello el exceso de capital que podría disponer a corto y medio plazo”.

Además, hace referencia a informes de analistas de y Fidentiis, que indican que el banco, a través de diversos mecanismos (aprobación de modelos de riesgos IRB, plusvalías latentes de EDP, nuevo contrato de distribución de seguros con Caser) podría alcanzar este año un capital de máxima calidad del 15%, frente al 13% que tiene actualmente; una holgura de solvencia que podría utilizar “para intentar mejorar su rentabilidad, a través de reducción de costes bien laborales bien de activos ociosos”.

De este modo, desde Liberbank señalan que “no se trabaja en un plan de prejubilaciones y que es precipitado hacer cálculos sobre holguras de capital futuras”.