Durante su intervención tras la firma del protocolo con la UCLM en la , García-Page ha defendido que el proceso de reconstrucción de la región “es integral”, por lo que la ampliación de los estudios universitarios, y en definitiva la educación, va en el mismo lote que la sanidad.

En ese sentido, el presidente ha recordado el despido de 500 profesionales de la sanidad por parte del anterior Ejecutivo regional, lo que provocó que mucha gente “se fuera de Talavera” ante el deterioro del empleo por los recortes.

Por ello, ha insistido en la recuperación y se ha referido a que “en muy pocos días” se va a proceder a la licitación de las obras de acondicionamiento de la UME de Salud Mental, por lo que “probablemente a lo largo del mes de abril” se llevarán a cabo y que el Gobierno regional lo hará además “sin más financiación autonómica”, tras el bloqueo a los Presupuestos Generales del Estado.

Asimismo, el presidente también ha anunciado que “en breve” estará cerrado el procedimiento para el proyecto de mejora de las instalaciones de la , que formará parte del proyecto que se está desarrollando en el edificio del antiguo Instituto ‘Padre de Mariana’, junto al Centro regional de Formación de la Cerámica y del Vidrio y la nueva de la ciudad.

Precisamente sobre la , García-Page ha precisado que aunque se lo plantearon como un reto para la próxima legislatura, quieren que en la actual “se den los primeros pasos”.

Por último, el presidente ha señalado que la recuperación tanto del país como de la región pasa por “muchas cosas vayan encajando” y de “muchos esfuerzos digeribles, sostenibles y realistas en vez de un gran milagro”.