El consejero de , y Desarrollo Rural, , ha intervenido en la jornada informativa sobre truficultura que se ha desarrollado en la localidad de Molina de Aragón (Guadalajara) y en la que, ante cerca de un centenar de representantes de los ayuntamientos de la comarca, de la provincia, organizaciones agrarias de la comarca o asociaciones de truficultores, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Martínez Arroyo ha explicado la Orden 178/2018 por la que se establecen las bases reguladoras para la forestación y creación de superficies forestales en el marco del programa de desarrollo rural de Castilla-La Mancha publicada en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha el pasado viernes y que supone un total de 3,7 millones de euros y cuyo plazo de solicitudes está abierto hasta el 13 de mayo.

De esta forma, trata de fomentar este cultivo en zonas con pendientes de menos del ocho por ciento, de tal manera que se aproveche la presencia de la encina y el quejigo, especies más factibles para este cultivo, y se desarrolle una industria en estas zonas rurales.

Dentro de esta orden, se incluyen además las opciones de regeneración de la dehesa, principalmente en las provincias de y Ciudad Real, y la forestación de las tierras agrícolas en superficies de más de un ocho por ciento de pendiente.

235 EUROS POR HECTÁREA

La subvención varía en función de la especie y de las características del terreno y va desde los 1.100 hasta 5.700 euros por hectárea, existiendo además, ha explicado Martínez Arroyo, un mantenimiento para cubrir la pérdida de renta en los primeros años en los que no hay producción y la reposición de las marras que se produzcan en esos años, durante 12 años 235 euros por hectárea.

Se trata, ha subrayado, de una línea de ayudas que “abre expectativas futuras” y con el que se genera “valor añadido” sobre todo en esta comarca, donde se concentra la gran parte de los truficultores, territorios donde previamente sus habitantes ya estaban familiarizados con la recolección de la trufa natural en los montes de la zona.

Es por ello que ha destacado la importancia del asociacionismo en esta zona, donde ya existen tres asociaciones, que ayudará a que se llegue mejor a los mercados con este producto, lo que beneficiará a las explotaciones ya que tendrán una alternativa adicional desde el punto de vista económico con este cultivo.

De esta forma, se dan alternativas razonables para que la gente “se quede a vivir de forma voluntaria en los pueblos y genere empleo”, sobre todo en invierno, y con esta línea se está “haciendo la mejor apuesta por el desarrollo rural que podemos hacer en la Comarca de Molina de Aragón, con un sector en auge”, ha resaltado.

GRUPOS DE DESARROLLO RURAL

Más tarde, el consejero ha destacado la importancia de los Grupos de Desarrollo Rural como el de ‘Molina de Aragón-Alto Tajo’, gracias a los cuales, con la metodología Leader, se consiguen impulsar proyectos en las comarcas y los municipios de la región, favoreciendo la creación de riqueza, generando empleo y ayudando a que las personas que viven en los pueblos quieran seguir viviendo en ellos.

Un ejemplo de este compromiso con el medio rural, es el que hoy Francisco Martínez Arroyo ha visitado, la empresa ‘El Pairón. Elaborados Díez’. Se trata de una empresa de transformación agroalimentaria establecida en Molina de Aragón desde el año 2001 y que a través de un nuevo proyecto presentado en el grupo de su comarca persigue ampliar el establecimiento y modernizar el proceso de elaboración, con el objetivo a corto y medio plazo, de introducir sus productos en mercados exteriores.

Actualmente y su familia dan empleo a un total de siete personas y a través de las ayudas Leader que gestionan los propios Grupos de Desarrollo Rural ha podido adquirir una línea de envasado continuo.

En esta comarca, se han subvencionado proyectos por importe de 600.000 euros en el sector agroalimentario, uno de los más significativos de esta zona y que permite que “se pueda vivir en nuestros pueblos”, ha indicado Martínez Arroyo.

El consejero ha explicado a los medios de comunicación presentes que la Comarca de Molina de Aragón es uno de los lugares estratégicos en materia de desarrollo rural.

De esta forma, ha recordado que “el verdadero desarrollo rural es generar riqueza, empleo y comprometerse con el territorio y estar donde está la gente” y eso “lo hacen personas como las que están en los 29 Grupos de Desarrollo Rural de la región y empresas, como la de ‘El Pairón’ que hoy ha visitado y que, tal y como ha explicado, “están día a día comprometidos con el territorio donde se asientan”.

Además, tras esta empresa dedicada a productos cárnicos y a catering, se ha trasladado hasta Redplantea Garden, cuya propietaria es , que cuenta con un centro de jardinería, comercio de plantas, semillas y fertilizantes y un aula de formación en materia medioambiental, haciendo una apuesta clara por la generación de empleo y la fijación de población en Molina de Aragón.