Llorente ha reaccionado de este modo, en una entrevista en que recoge , después de que este jueves, García-Page y Garcia Molina acordaran renovar el pacto de investidura que otorgó al PSOE el Gobierno —roto unilateralmente por Podemos hace 10 meses— pactando unos nuevos presupuestos para este año y para el próximo ejercicio y ofreciendo dar entrada al Ejecutivo a la formación en forma de dos puestos en el , entre ellos una Vicepresidencia.

Llorente, que ya manifestó este jueves su oposición a esta solución en la red social recordando que Podemos no vino “a ocupar sillones”, ha echado en cara al líder de su formación “sus continuos bandazos”, recordándole “la campaña feroz” que contra el PSOE de García-Page llevó a cabo durante el proceso electoral interno que Podemos celebró el pasado mes de mayo, y que otorgó a Molina la revalidación de la Secretaría General del partido.

Y es que el portavoz del Grupo Parlamentario, que ha asegurado que “se ha negado” a convocar al Consejo Ciudadano de Podemos, considera que el ofrecimiento que el titular del Ejecutivo castellano-manchego ha hecho a su secretario regional es “una propuesta trampa del PSOE, que lo presenta en lo inmediato como solución, pero lo que realmente busca es convertir a Podemos en mera muleta del PSOE”.

“Mi posición siempre ha sido de clara oposición a entrar en el . Se pueden llegar a acuerdos puntuales de investidura, de presupuestos y de otras cuestiones, pero desde la oposición, siendo fuerza alternativa”, ha defendido Llorente, que ha insistido en que que haber expuesto a las bases el pasado mes de mayo cuál era su “verdadero objetivo” para que la militancia hubiera elegido.

Luego de precisar que el hecho de apoyar los presupuestos del Ejecutivo autonómico no implica entrar a formar parte de él, sobre todo si se tiene en cuenta, como considera Llorente, que el de García-Page es un Gobierno de “continuidad del de Cospedal”, ha criticado la ausencia de técnicos y economistas de la formación morada en la reunión de este jueves.

“No pudo dar tiempo a hablar de presupuestos, pero si a hablar de cargos en el gobierno para algunas personas. Tiene que haber tiempo para conocer el proyecto de ley y para poder tener un debate amplio en la organización sobre lo que implicaría entrar en el Gobierno”, ha dicho el parlamentario de Guadalajara, que ha exigido que en la consulta, que según García Molina se va a realizar a la militancia, se incluyan dos preguntas: por un lado la del apoyo a los presupuestos y por otro, la de la entrada en el Ejecutivo.

Preguntado sobre si está cómodo en este Podemos que comanda García Molina, David Llorente ha criticado que el líder regional “toma decisiones de forma personal sin contar con los órganos del partido y da continuos bandazos”. “Éste, el de ocupar un sillón en el es el bandazo final”, le ha reprochado Llorente a Molina, del que lamenta que “haya pasado del bonobus al coche oficial”.