Se reserva también la posibilidad de adoptar las medidas judiciales que considere oportunas, según lo ha puesto de manifiesto a preguntas de los medios durante la rueda de prensa que ha ofrecido en las Cortes.

Llorente ha decidido ampliar la solicitud de recusación a todos los miembros del equipo técnico —en un principio recusó a cuatro de los seis miembros— por, según ha denunciado, su “falta de neutralidad”, por “tener un claro interés de parte a favor” de la candidatura de y por “tener una clara animadversión” contra su persona.

Para justificar su denuncia, el diputado regional ha explicado que el equipo técnico de las primarias de Podemos de Castilla-La Mancha está formado por tres personas que son al mismo tiempo integrantes de la lista con la que se presenta al proceso de primarias.

De igual modo, ha dicho, son personas contra las que ha interpuesto una querella en el juzgado por delito de injurias y calumnias y una denuncia en la Comisión de Garantías Democráticas “por atentar gravemente” contra su honor.

Además, ha afirmado que hay otras personas de este equipo técnico que han sido también parte de listas anteriores con las que se ha presentado García Molina a otros procesos previos.

Su solicitud de recusación la ha hecho llegar a todo el equipo técnico, a la Autonómica, a la Secretaría de Organización Autonómica y Estatal y a la Comisión de Garantías Democráticas Estatal.

UNA PETICIÓN RAZONABLE

Llorente espera que se atienda su petición porque es “razonable” para garantizar “un juego limpio” en las primarias y cree que tiene que ser el propio equipo técnico de las primarias “el que admitiendo la evidencia de que no es neutral en este proceso”, se inhibiese.

De otro lado, Llorente ha presumido de que le están llegando mensajes de muchas personas que apoyan su candidatura y su percepción es que sí que está habiendo “mucha participación” en las primarias, al tiempo que ha vaticinado que puede producirse un cambio en este proceso.

Ha recordado que ha presentado su candidatura “porque es necesario para la gente de Castilla-La Mancha contar con un Podemos que no se calle” y con la voluntad de impulsar una alternativa unitaria de gobierno basada en la confluencia con diferentes fuerzas políticas y sociales que trabajan también por el cambio en Castilla-La Mancha.