El portavoz de la AEMET, del Campo, ha indicado a Europa Press que este martes llegará un frente atlántico que afectará al noroeste de la Península y dejará lluvias en Galicia y noroeste de y y . Con el paso del día, irá remitiendo y solo perjudicará en zonas cantábricas y en Pirineos. Estas lluvias harán que el oeste de Galicia esté en riesgo amarillo por precipitaciones que podrán acumular 15 litros por metro cuadrado en una hora y hasta más de 40 litros por metro cuadrado en 12 horas.

También habrán lluvias débiles en el tercio norte y sistema central aunque en el resto el tiempo será estable, con pocas nubes, ambiente seco y con las temperaturas en ascenso.

En el interior de será donde más suban las temperaturas, en torno a los seis u ocho grados centígrados (ºC) mientras que en la vertiente mediterránea el ascenso será alrededor de cuatro y seis grados centígrados. Las máximas se registrarán en el valle del Guadalquivir, en el valle del Ebro e interior de Valencia y donde se podrán superar los 32ºC y en Galicia, a causa de las lluvias, los termómetros girarán en torno a los 20ºC.

Las mínimas subirán en la meseta norte pero será un ambiente fresco que oscilará entre los ocho y diez grados centígrados en puntos como León o .

Respecto al miércoles, el frente habrá pasado pero las lluvias, en este caso débiles, y los cielos nubosos persistirán en el extremo norte y Galicia. En el resto, los cielos poco nubosos con ambiente seco con temperaturas en descenso, cuatro o cinco grados centígrados menos, en el nordeste peninsular.

Las máximas se registrarán en (33ºC), sur de y valle del Guadalquivir (32ºC), unas temperaturas “más altas para la época, entre tres y cinco grados más de lo habitual”, según Rubén del Campo. El viento costero soplará con intensidad en los litorales de Galicia y el Cantábrico y podrá dejar olas de cuatro o cinco metros de altura.

Durante el jueves, Del Campo ha reafirmado la estabilidad que habrá en el país, con lluvias débiles en costas de Galicia y de Cataluña mientras que en el resto habrá intervalos nubosos con temperaturas en ascenso salvo en el sureste peninsular. Las máximas se registrarán en el bajo Ebro y Guadalquivir con temperaturas alrededor de los 30ºC.

En Canarias durante el jueves subirán las temperaturas en el sur de Tenerife o Gran Canaria y se registrarán los 30ºC, una temperatura poco habitual a estas alturas de mes.

De cara al viernes y al fin de semana, Rubén del Campo ha señalado que “habrá un ambiente templado, lo que se conoce como “veranillo de San Miguel”, con un ambiente de finales de verano y principios de otoño con temperaturas suaves”.

El portavoz prevé cielos despejados con pocas nubes en casi toda la Península, excepto en el extremo norte del país, donde podrán tener lluvias débiles. Las temperaturas no sufrirán cambios el viernes aunque el fin de semana es probable un ligero ascenso. Las máximas serán registradas en Andalucía y Extremadura con 30-32ºC mientras que en la mitad norte los termómetros variarán en torno a los 25-30ºC.