Así, en los próximos días afectarán a buena parte de la Península pero se centrarán este viernes en la vertiente atlántica y el sábado se extenderán a la meseta sur y Andalucía, y podrán ser localmente fuertes o persisentes en el oeste de Andalucía y oeste del sistema Central. Además, las precipitaciones serán en forma de nieve en cotas relativamente altas.

Ya el domingo, la situación tenderá a estabilizarse y se esperan cielos despejados en gran parte del país, aunque se esperan algunas lluvias a primeras horas en y por la tarde en . También se esperan brumas y nieblas matinales en el interior y . Por su parte, Canarias tendrá cielos nubosos con alguna probabilidad de lluvias y chubascos.

Respecto a las temperaturas, la AEMET no prevé grandes cambios y señala que seguirán las heladas en zonas del norte y del este de la Península y serán algo más intensas en Pirineos.

Los vientos soplarán sobre todo del sudeste y serán flojos en general y rolarán al suroeste el sábado y el domingo, y habrá intervalos de fuerte en el litoral de Galicia.

De cara a la próxima semana, del 27 de enero al 2 de febrero la AEMET ha pronosticado que predominarán las lluvias en el noroeste peninsular y los cielos poco nubosos en el resto del país, pudiendo ser las precipitaciones localmente fuertes o persistentes en Rías Bajas.

El martes y el miércoles las precipitaciones pueden afectar al Cantábrico, alto Ebro, meseta norte y norte de la meseta sur y también en el Pirineo occidental donde pueden ser de nieve. También serán probables las brumas y las nubes bajas matinales en zonas del interior y en Baleares.

Las temperaturas irán subiendo de forma gradual aunque con heladas en las zonas de montaña del este de la Península y, sobre todo, serán más intensas, en Pirineos.

El viento soplará del sur y del oeste en la Península y Baleares y llegará desde el este a Canarias. Algunos días soplarán intervalos de fuerte en Galicia y de forma ocasional, también en el Cantábrico.

Desde el viernes es probable que el tiempo sea estable en la mayor parte del país, aunque en Galicia, Cantábrico, oeste de la Meseta y alto Ebro no se pueden descartar las precipitaciones, que serán más probables y abundantes en el oeste de Galicia.