Según ha indicado en su intervención durante la inauguración del stand de Castilla-La Mancha en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) que hoy abre sus puertas en , “Castilla-La Macha tiene todas las condiciones para seguir creciendo” en este sector, también en el plano del turismo nacional.

Con estos datos, se ha fijado como objetivo de que en los próximos cuatro años podrán haberse creado otros 10.000 puestos de trabajo vinculados al turismo, misma cifra conseguida en el mandato que ostenta desde 2015.

Tras sus contactos con el sector asiático, ha vaticinado que se pueden llegar a doblar los visitantes chinos, ya que en su opinión, “los visitantes que vienen de lejos, no vienen a consumir playa, sino turismo cultural”.

C-LM “CORAZÓN” DE ESPAÑA

García-Page, ha defendido en su intervención para dar el pistoletazo de salida que la Comunidad Autónoma es “el corazón” de España, al tiempo que ha aprovechado para felicitar a la consejera del ramo, , y a la directora general de Turismo, , por su trabajo realizado a lo largo de la legislatura.

El máximo representante ha querido dejar claro que estos tres años de trabajo “han sido de unidad, de remar juntos, de estrategia, de un plan que sabe hacia dónde va y en el que todo el mundo se ha tenido incluido”.

Tres años, en definitiva, “de gran consenso y acuerdo que se traducen en que se ha aprovechado hasta el último céntimo”, según García-Page, un periodo de tiempo en el que “se han batido todos los registros”.

Y la próxima legislatura, según su estimación, será también “de récord”, después de que en 2018 se haya superado la franja de generación riqueza en la Comunidad Autónoma pasando de 41.000 millones de euros, algo “imposible sin el empuje directo, sólido y distribuido de todo el sector turístico”.

García-Page ha repasado todos los elementos turísticos que han sumado a las buenas cifras de la región, desde alojamientos rurales hasta administraciones públicas.

Ha sido en este punto donde ha querido acentuar que en 2018, Castilla-La Mancha ha sido “la que más se ha expandido en cuestión de turismo, en un 4,5%”, más del doble de la media nacional.

El empuje turístico castellano-manchego, además, “supone una distribución por todo el territorio del esfuerzo y del resultado”, por lo que el presidente “prefiere la multitud de pequeños negocios” que hacen “prender el crecimiento económico” que las instalaciones de grandes empresas.

En su intervención ha hilado varios datos estadísticos, resaltando que en la próxima década habrá más de 2.000 millones de turistas internacionales en todo el mundo. De esa cifra, muchos serán “turistas nuevos”, como los procedentes de China, lo cual ha considerado una oportunidad de negocio a la que Castilla-La Mancha debe sumarse.

ANIMA AL INDEPENDENTISMO A “VIAJAR” MÁS ALLÁ DE SU OMBLIGO

García-Page también ha dedicado parte de su discurso a citar el conflicto independentista en Cataluña, y ha avisado a aquellos que “se hinchan el pecho” diciendo que son distintos en España de que la nación “es muy plural”. “Extremadura, Comunidad Valenciana, incluso Madrid son distintas a Castilla-La Mancha”.

Por ello, ha dicho que podría llegar a “invitar a viajar los que se miran el ombligo pensando que no hay otra cosa en este país”. “Se lo ponemos fácil y barato. Estoy dispuesto a invitarles. Por ser diversos, todos estamos en el mismo marco. Les recomiendo que viajen”, ha enfatizado.

En el corto plazo, tal y como ha anunciado, tiene previsto acudir a Cataluña a reunirse con las casas de Castilla-La Mancha en territorio catalán.

LA “LEGITIMIDAD DIPLOMÁTICA” DEL TURISMO

El presidente castellano-manchego ha otorgado una “cierta legitimidad diplomática” al sector del turismo, ya que sirve como polo de atracción en su papel de “vender cultura”.

Con todo, ha animado a los agentes turísticos a dar “una buena imagen” para que el visitante cuente su experiencia, ya que en un contexto actual plagado de ‘fake news’ “la mejor verdad es del que viene y lo cuenta”.

“Tenemos al alcance de la mano poner en valor lo que tenemos. Tenemos proyecto, iniciativas, pero necesitamos a las diputaciones y al . Y necesitamos que España no se enrede en sí misma. Sabemos lo que somos y no perdemos ni un momento en discutirlo”, ha agregado.