Fernández Sanz, durante su intervención en el pleno de las Cortes autonómicas de este jueves, ha hecho hincapié en que tanto la página web de la Administración autonómica como la del cuentan con información “actualizada día a día”, recomendando a los ciudadanos que se informen para no estar sometidos a “mayor presión” ante el coronavirus.

El consejero ha recordado que hasta ahora se han investigado un total de 11 posibles casos en la región, todos ellos con resultado negativo, lo cual es, ha añadido, “una suerte”.

Además, ha aprovechado para agradecer “al Ministerio y a todas las comunidades autónomas” su “ejemplar comportamiento” a la hora de abordar al coronavirus, incidiendo en que en todas sus reuniones las medidas a tomar han sido consensuadas. Asimismo, en el ámbito de la región, ha puesto en valor la creación del para las Enfermedades Emergentes y ha recordado que este viernes presidirá una reunión con otras consejerías y órganos como la y Provincias (FEMP) para abordar la situación.

Igualmente, el consejero de Sanidad castellanomanchego ha explicado que ha registrado una comparecencia en la Cortes para detallar en la Comisión de Sanidad toda la gestión del coronavirus, de manera que sirva de “explicación tranquilizadora” para la población.

REALIZAN UN 25% MÁS DE PRUEBAS

En cuanto al debate general celebrado en el pleno para hablar sobre el programa de Atención Integrada de la Salud, Fernández Sanz ha defendido el aumento de “3.000 profesionales” sanitarios con en el Gobierno y ha puesto sobre la mesa datos como que, con respecto al , se realizan un 25 por ciento más de pruebas, un 212 por ciento más de cirugías menores en Atención Primaria, se atienden 100.000 urgencias más en hospitales o se llevan a cabo 4.200 horas quirúrgicas más.

El consejero ha espetado a la ‘popular’ que no cree que el Ejecutivo castellanomanchego deba hacer “lo que dice el PP en materias como la atención sanitaria en zonas rurales. “Algo más que lo que hicieron ustedes se está haciendo y seguramente la gente así lo percibe”, ha añadido.

También ha puesto en valor la “renovación tecnológica” hecha en los centros sanitarios de la región con 30 millones de presupuesto autonómico y 15 más de la , o un plan de salud mental que, ha dicho, acaba de posicionar a Castilla-La Mancha como “la segunda comunidad autónoma que más ha disminuido en suicidios, sobre todo en jóvenes”.

PP: “MENOS FOTOS Y MÁS RADIOGRAFÍAS”

La portavoz del Grupo Parlamentario , Lola Merino, ha mostrado “la preocupación y desasosiego” que tiene el PP por la situación “desastrosa” a la que, según ha indicado, el , ha llevado a la sanidad de Castilla-La Mancha.

“Con el Gobierno de Page el diagnóstico de la sanidad en Castilla-La Mancha es muy grave”, ha dicho Merino, quien ha arrojado datos como que en Castilla-La Mancha los niños tienen que esperar más de ocho meses para una operación de cirugía pediátrica.

Así, ha apuntado que el PP quiere “menos fotos y más radiografías con equipos del siglo XXI, menos palabras y más profesionales sanitarios y menos mentiras y más soluciones para los pacientes que están incluidos en las listas de espera de Castilla-La Mancha”.

CS Y EL COMPROMISO CON LOS PROFESIONALES

La diputada de Cs Ursula López ha pedido al que se comprometa con la salud de los castellanomanchegos y se comprometa con los profesionales sanitarios porque “ellos son los que nos cuidan y nos curan”.

“Necesitamos un compromiso que recupere la sanidad pública”, ha afirmado López, quien ha denunciado que la sanidad “no lleva buen camino” en esta región. Para apoyar sus críticas, ha ofrecido datos como que Castilla-La Mancha está a la cola en número de médicos por cada 100.000 habitantes o en gasto sanitario por habitante.

De este modo, la diputada de Cs ha solicitado dejar de usar a la expresidenta regional “como excusa” y empezar a trabajar por los castellanomanchegos y ha advertido de que los médicos necesitan estabilidad laboral para poder trabajar, una retribución económica adecuada y ofertas de empleo público.

PSOE

De su lado, el diputado socialista ha dicho que el Gobierno es consciente de la carestía de profesionales que hay en la región, algo que no solo ocurre en Castilla-La Mancha, sino que es un problema general de todo el país.

Frente a las críticas lanzadas desde los partidos de la oposición, el parlamentario del PSOE ha dado la enhorabuena al consejero de la Sanidad por el trabajo que está haciendo desde su departamento y ha lamentado las “palabras gruesas” con las que PP y Cs definen a la sanidad de la región.

Como muestra del trabajo bien hecho durante estos años, ha puesto sobre la mesa los 3.000 profesionales más con los que cuenta el sistema sanitario de la región frente a los 3.000 que despidió el PP y ha echado en cara a los ‘populares’ el modelo privatizador que, según ha dicho, quisieron imponer en la sanidad castellanomanchega.

RESOLUCIONES

Tras el debate que se ha sustanciado en las Cortes, los diferentes grupos parlamentarios han presentado sus propuestas de resolución.

En su texto, el PSOE anima a la Junta a continuar incrementando las plazas de formación de especialistas para consolidar el sistema sanitario y le insta a mantener el esfuerzo inversor para obtener unas infraestructuras y un equipamiento sanitarios “idóneos”, que continúen mejorando los estándares de atención.

El PP pide modificar la normativa para que las contrataciones laborales de todos los profesionales del Sescam, sean de, al menos, media jornada, así como garantizar las sustituciones y las plantillas necesarias para evitar la sobrecarga laboral de profesionales y eliminar el tiempo de espera en Atención Primaria.

Por su parte, Cs insta al Gobierno regional de Castilla-La Mancha a desarrollar una política de atracción de profesionales sanitarios que den respuesta a las necesidades de los ciudadanos con independencia de donde elijan su domicilio con especial atención a las zonas rurales.