Así ha respondido a una pregunta directa enunciada por los promotores del aeropuerto de Ciudad Real durante un desayuno informativo organizado por el diario , donde ha dicho que en todo caso aunque la región pudiera asumir alguna competencia, sería de manera “limitada”, pues en materia de planificación es el Estado el que tiene que regular.

“Pero ayudaría en algunas tramitaciones y no me niego a negociar esas trasferencias”, ha insistido, asegurando que en el caso de la ampliación del aeródromo de Casarrubios del Monte, ayudaría “a que Madrid” empiece a mirar al eje de la autovía A-5 más allá de los corredores de la A-1 y la A-2.