En términos interanuales, el número de afiliados creció en 25.728 en la Comunidad Autónoma, un 3,97 por ciento más que en enero del año anterior.

En enero, el se situó en Castilla-La Mancha en un total 478.926 afiliados, de los que 35.834 cotizan en el , 11.807 en el del Hogar y 15 en el Carbón. Por su parte, el (RETA) alcanzó los 147.785 cotizantes.

A nivel nacional, la Seguridad Social perdió en enero una media de 178.170 afiliados (-0,97%), algo más que en igual mes de 2017, cuando registró 174.880 bajas, según ha informado este viernes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Al finalizar el mes pasado, el total de ocupados se situó en 18.282.031 cotizantes.

La hostelería y el comercio fueron los principales responsables del retroceso de la afiliación en enero por el fin de las contrataciones que se realizan para la temporada navideña. En total, la hostelería restó 38.102 afiliados (-3,2%) y el comercio 37.411 (-1,5%) en el primer mes del año.

Sin el componente estacional, la afiliación aumentó en enero en 66.578 personas y, en valores interanuales, en 616.336, su mejor dato desde 2007, según Empleo.

En el primer mes del año 2018 el Régimen General perdió 165.969 afiliados, un 1,1% menos que en diciembre, hasta un total de 15.025.514 cotizantes.

Por su parte, el Régimen de Autónomos (RETA) perdió 10.785 ocupados en enero (-0,3%), hasta un total de 3.193.892 afiliados, mientras que el del Mar registró 1.393 bajas (-2,2%) y el otras 22 (-0,9%).

En el sistema especial agrario se perdieron 1.619 afiliados en enero (-0,2%), mientras que el sistema especial del hogar restó 2.577 cotizantes (-0,6%).

En el último año, la Seguridad Social acumula un repunte de 607.856 afiliados, un 3,4% más, su mejor dato interanual desde enero de 2007.