Martínez Arroyo, a preguntas de los medios antes de clausurar la Ordinaria de la (Avicam), ha explicado que el objetivo que persigue el Gobierno autonómico con estas dos nuevas normativas es que ayuden a que el sector agrario “sea más competitivo”.

“Siempre hay dificultades en el sector agrario, yo creo que tenemos que afrontarlas juntos y el Gobierno regional está de su parte”, ha manifestado el consejero.

Por otra parte, Francisco Martínez Arroyo ha declarado su respeto por las reivindicaciones del sector y ha reconocido que es un “momento complejo” en áreas como la del aceite de oliva, “con precios difíciles”, aunque ha señalado que espera que con el almacenamiento de aceite se logre una “mejor situación”, considerando que el almacenamiento solicitado de 165.000 toneladas de aceite en toda España es “una cifra muy positiva” que “va a repercutir seguro en el precio del aceite”.

NORMATIVA MÁS EXIGENTE PARA LA MIEL

Por otra parte, y preguntado por las manifestaciones programas por el sector de la apicultura, el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha recordado que el , está trabajando con la colaboración de las comunidades autónomas para reclamar a una nueva normativa que exija que en el etiquetado de la miel se especifique el porcentaje del producto de cada país que tiene cada envase.

Sin embargo, ha apuntado que “respondió negativamente” a esta propuesta ya que “entiende que no es acorde a la normativa en vigor”, aunque ha incidido en que en la reunión de ministros de Agricultura de la Unión Europea que se celebró este lunes, España apoyó la declaración hecha por Portugal y Eslovenia para que los productos sí recojan ese porcentaje.

“Esto es muy importante para nuestros apicultores, que son los que garantizan la biodiversidad. No hay nadie que haga más por la biodiversidad en nuestro contienente que los apicultores y para que puedan seguir haciéndolo tienen que llegar a los consumidores con información veraz sobre los que incluyen los envases de mile y competir igualdad en condiciones con los que importan productos distintos en nuestro país, incluso no siendo miel, y que acaba en los envases de los consumidores”, ha concluido.

EL CORONAVIRUS NO AFECTA A LAS EXPORTACIONES AGROALIMENTARIAS

Finalmente, Francisco Martínez Arroyo ha asegurado que el brote de coronavirus surgido en China y que ya afecta a otros países como Estados Unidos, Francia o Australia no está afectando a las exportaciones agroalimentarias de Castilla-La Mancha a China, ya que las operaciones con la región de , epicentro del brote, “no son significativas, por no decir que no existen”.

“Ni siquiera tenemos vueltos directos a esta región de China desde nuestro país, con lo cual no es un problema prioritario desde el punto de vista del sector agroalimentario, sí desde el sanitario”, ha continuado, insistiendo en la “total tranquilidad” del sector agroalimentario ante el brote.