Así lo ha asegurado este miércoles en la Comisión de Agricultura de las Cortes de Castilla-La Mancha la directora general de Agricultura y Ganadería, , quien ha señalado que esta decisión se toma con el fin de “garantizar que los viticultores disponen de tiempo suficiente para ejecutar con garantías sus plantaciones”.

Ponce ha indicado que las solicitudes de estas ayudas a la reestructuración del viñedo se presentaron en el verano de 2017 y que en total fueron 1.819 las presentadas, abarcando un total de 5.296 hectáreas y unos 28 millones de euros.

(Habrá ampliación)