La consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno autonómico, , ha explicado que desde que tomó posesión de su cargo está evaluando cómo funcionan estas ayudas, de las que hasta ahora únicamente se habían concedido cinco, y se ha iniciado un proceso de localización de los menores que serían susceptibles de percibirlas, en el que en la Consejería se han encontrado “situaciones variopintas”, algunas de ellas no incluidas en la convocatoria actual.

En este sentido, Fernández ha detallado que las dos principales situaciones que se han encontrado son las de huérfanos que viven en Castilla-La Mancha pero cuyas madres no tenían fijada su última residencia en la Comunidad Autónoma —requisito exigido en la convocatoria actual—, así como el caso contrario, el de menores que viven en otro punto de España después de que su madre fuera asesinada en la región.

En ambos casos, ha continuado la consejera y portavoz, desde el Gobierno regional se ha iniciado un proceso de coordinación con las otras comunidades autónomas implicadas en estas situaciones “para ver si tienen ayudas y ver la situación real de todos”, lo que ha llevado al Ejecutivo presidido por a ver que “hay que ampliar la convocatoria de ayudas para menores que se encuentran en situación de orfandad” para contemplar “no solo la última residencia de la madre, sino de los menores”.

“Entendemos que debemos ampliar las ayudas para no dejar ninguna situación de desamparo. Cuando un niño vive la situación más dramática y traumática tiene derecho a rehacer su vida en cualquier punto de la geografía española. Lo importante es donde reside él o ella y el no lo va a dejar tirado en la cuneta”, ha incidido la portavoz.

En concreto, Blanca Fernández ha comentado que se han detectado dos casos que se están tramitando en la provincia de Guadalajara; se está localizando a tres menores que tienen relación con la provincia de Ciudad Real, pero que se han trasladado a otras regiones; también se ha encontrado a dos menores en la provincia de Cuenca, cuya situación se está evaluando; en hay dos tramitaciones más, así como otra situación de un menor que está siendo localizado; y otro menor más en Albacete.

“Este es un tema que aunque cuantitativamente no es relevante, cualitativamente sí lo es. Vamos a conocer los nombres y apellidos de todos los menores que se encuentran en esta situación para hacer un seguimiento hasta la mayoría de edad”, ha apostillado.

Además, Blanca Fernández ha señalado que el proceso de modificación de la normativa que rige estas ayudas, que son de 4.000 euros al año, tardará en realizarse unos tres meses, pero ha matizado también que su aprobación tendrá carácter retroactivo.

CONVENIO CON LA FEMP PARA IMPULSAR PLANES DE IGUALDAD

Por otra parte y sobre este mismo tema, la portavoz del Ejecutivo castellanomanchego ha dado cuenta del visto bueno que el Consejo de Gobierno ha dado a la firma de un convenio entre la Consejería de Hacienda y la y Provincias (FEMP), con un montante de 400.000 euros provenientes del fondo del Pacto de Estado contra la Violencia de Género y cuyo objetivo será el de impulsar planes de igualdad en las entidades locales.

Blanca Fernández ha comentado que se está formando a cargos institucionales y empleados públicos de la Comunidad Autónoma en materia de igualdad para que puedan desarrollar esos planes y que, en caso de que esto no ocurriese, haya en las entidades locales técnicos y políticos “preparados en perspectiva de género para abordar las políticas municipales” en la materia.

La portavoz ha sostenido que este convenio se desarrollará hasta el año 2021 y ha asegurado que, con iniciativas como esta, las administraciones pueden ser “un muro de contención frente a esos movimientos reaccionarios que ahora cuestionan cualquier ejercicio en aras de la igualdad entre hombres y mujeres”.