Los parámetros han subido en todas las prestaciones. Así, la Ayuda a Domicilio suma siete beneficiarios hasta los 16.417; la teleasistencia cuenta con 23 más (13.427); hay 29 beneficiarios más de (3.414); 53 plazas residenciales más (12.157); y 233 prestaciones más vinculadas al Servicio (8.439).

Además, el Servicio de -MejoraT aumenta 86 beneficiarios hasta los 6.600; hay una asistencia personal más hasta las 23; y hay 18 prestaciones económica para cuidados en el entorno familiar nuevas, hasta 13.333.

En todos los casos se registran incrementos superiores al 20% en los últimos cuatro años, con repuntes significativos como en el caso de las prestaciones vinculadas al servicio, que crecen mas de un 200%; o la teleasistencia, que aumenta más de un 170%.

La viceconsejera de Bienestar Social y , , ha explicado en rueda de prensa que la región se ha colocado como la segunda que más ha crecido en personas con dependencia atendidas en relación a su población desde julio de 2015, partiendo desde la 9ª posición con una media de 1,67.

Con ello, ha señalado la viceconsejera que el grado de cobertura es del 91,80%, sobrepasando la media nacional que actualmente se sitúa en el 80,92%, y Castilla-La Mancha ha avanzado de la penúltima posición al puesto número 4 en relación con el resto de comunidades autónomas respecto a las personas pendientes de atender.

“Estamos satisfechos de la gestión del Sistema y de que, cada día, se vayan incorporando más personas, siempre sabiendo que nos queda mucho por hacer y tenemos que seguir por esta línea que iniciamos hace cuatro años”, ha afirmado Ana Saavedra.

Saavedra también ha destacado que “no se ha quitado ninguna Prestación Económica para el Cuidado en el Entorno Familiar (PECEF) y se han concedido 3.246 desde que comenzó a gobernar hace cuatro años el presidente ”.

Con todo, ha destacado que el de Castilla-La Mancha ha avanzado del suspenso de 2015 al notable alto en 2019, según el Observatorio Estatal de la Dependencia.