A preguntas de los medios tras una rueda de prensa, ha dicho que en todo caso en la negociación “tienen que estar las comunidades autónomas”, tras lo que ha recalcado que “Castilla-La Mancha quiere estar en ese pacto social a nivel nacional”.

“De esa manera podremos contar con todos los ciudadanos del territorio”, ha dicho Martínez Arroyo antes de reivindicar que este pacto se materialice “cuanto antes”.

Para el consejero castellano-manchego, “hay que afrontar la sequía tratando por igual a todos los territorios y no exigiendo más reducciones de agua a unos que a otros”.

“Esto es posible y sólo puede ocurrir si somos capaces de llegar a un acuerdo. Por eso, tenemos disposición absoluta al pacto”, ha finalizado.