A preguntas de los medios tras una rueda de prensa, García Élez ha considerado que “se tiene que utilizar el agua del mar” a través de las desaladoras, toda vez que en Castilla-la Mancha “no hay más recursos”. “Hay que mirar al océano. Aquí miramos y vemos los pantanos vacíos”, ha lamentado.

García Élez ha asegurado en todo caso que ya hay “numerosos dirigentes” tanto de la Comunidad Valenciana como de la Región de que “empiezan a decir que la solución” a su problema de falta de agua “no pasa por el río Tajo, sino por la apuesta por las desaladoras”.