Un plan, ha añadido el consejero, con el que se va a “dar solución” a los pueblos que están a la espera de una depuradora, empezándose por aquellos con “más necesidad” y que se llevará a cabo en un trabajo coordinado con la . “Me atrevería a decir que en próximos meses tendremos un plan fundamental que supondrá un cambio absoluto de mentalidad”, sentenciado.

Además, 46,8 millones se destinarán a obras públicas, también para depuración y abastecimiento en los municipios. Una cantidad que tal y como ha explicado Martínez Arroyo se espera que se vea complementada con una ayuda de 23 millones de euros provenientes de que, previsiblemente, se recibirán en 2020 para poder hacer uso de ellos al año siguiente.

((Habrá ampliación))