Así lo ha dado a conocer este miércoles en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo regional, , que ha admitido que la tramitación administrativa ha sido “larga”, teniendo en cuenta que la toma en consideración se produjo el 15 de noviembre de 2016.

No obstante, ha dicho que el Ejecutivo se siente “orgulloso” y “satisfecho” de este reglamento, que ha salido adelante “con un alto grado de consenso” a cargo de los principales implicados, entre los que ha citado a la , los ayuntamientos y las asociaciones de consumidores y usuarios.

El nuevo reglamento incorpora como novedades una “mayor seguridad jurídica” para los profesionales y “soluciones concretas a la gran dispersión geográfica de la Comunidad Autónoma” con el establecimiento de áreas territoriales de prestación conjunta.

Además, establece con carácter general la obligación de obtención de doble autorización, para los transportes urbanos otorgada por los ayuntamientos, y en el caso de los transportes interurbanos la que concede la Administración autonómica.

Se incrementa el número de plazas a siete con carácter general y a nueve en casos excepcionales, para zonas rurales que no disponen de una adecuada oferta de transporte publico colectivo; y se permite la recogida de viajeros en cualquier municipio independientemente de donde sea la licencia, para personas víctimas de violencia de género o sus hijos.

Finalmente, el reglamento regula el procedimiento para la adjudicación de licencias y requisitos para dedicarse a la actividad del taxi, las características de los vehículos, el régimen tarifario y los derechos y deberes de personas.