Así se ha pronunciado a preguntas de los medios después de que PCAS e IU, a través de sus dirigentes y , presentaran este miércoles en las Cortes regionales un manifiesto para abogar por una Ley Electoral de Castilla-La Mancha que no se pueda cambiar cada cuatro años, con un acuerdo entre todas las fuerzas políticas.

Ante este extremo, Hernando ha recordado que la intención de este Gobierno es “no caer en el mismo error” que el Ejecutivo de y reformar la ley electoral unilateralmente.

En su opinión, un cambio de este tipo “tiene que tener al menos el consenso del 90% del arco parlamentario”, a lo que hay que sumar también el apoyo de las fuerzas políticas que ahora no tienen representación en las Cortes.