A preguntas de los medios tras una rueda de prensa, Martínez Guijarro se ha hecho eco de un informe de la que revela que el caudal del río es el mínimo de los últimos 10 años, lo cual ha considerado como un ejemplo que “pone de manifiesto que no sobra agua” en este cauce.

“Por lo tanto, a aquellos que dicen que hay que llevar el agua de donde sobra a donde falta, nosotros les decimos que no sobra agua en el Tajo”, ha afirmado, añadiendo que “hay que tener en cuenta todas las cuestiones ambientales y no se puede sacrificar ambientalmente un río para garantizar el desarrollo” del Levante.