Por un lado, la resolución del PSOE solicitaba iniciar una interlocución “efectiva” entre comunidades autónomas para consensuar la “arquitectura financiera” de la futura PAC acordando aspectos como techos de gasto o pagos redistributivos.

Por otro, la propuesta ‘popular’ pedía instar a la Junta a trabajar con “lealtad” ante la negociación para “asegurar la estabilidad de las rentas agrarias”, así como “defender los intereses agrarios” con todos los interlocutores del sector.

El PP, en boca de su portavoz en materia agrícola, , ha anunciado que se sumaba a la iniciativa socialista justo antes de su votación, si bien ha acusado al consejero de , y Desarrollo Rural, , de ser “el peor gestor de la PAC”, ya que aún tiene “expedientes de 2015 sin ejecutar” pese a la “buena” negociación del PP para defender las ayudas del periodo actual.

En la réplica, el titular de Agricultura, ha criticado al PP que presuma de la negociación de la PAC vigente a cargo del exministro , pues “los agricultores de la región ya dejaron de percibir 15 millones de euros sólo en el primer año de gestión de estas ayudas por esta negociación”, ha recordado.

MARTÍNEZ ARROYO PIDE MÁS IMPLICACIÓN ESTATAL

El consejero ha pedido al y al Gobierno central en su conjunto que se implique “a tope” en una cuestión como ésta y trabaje en la línea que está planteando en este caso, por ejemplo, el gobierno francés, que ha tachado de “inaceptable” la propuesta de presupuesto comunitario para la nueva etapa 2021-2027 por parte de (CE).

“Desde el compartimos plenamente las declaraciones del gobierno francés en relación a que el presupuesto de la PAC es absolutamente insuficiente y deja de lado a los agricultores”, ha esgrimido el consejero.

A partir de ahora se abre un proceso de negociación que puede finalizar previsiblemente antes de las elecciones al Parlamento europeo en mayo del año que viene. Es por ello que ha pedido al Ministerio que defienda “con uñas y dientes”, tal y como se comprometió con las comunidades autónomas, el presupuesto de los agricultores.

“Es ya hora de que desde el Gobierno central se cuente con las comunidades autónomas para una cuestión tan importante como ésta, que es competencia exclusiva de las regiones en nuestro país”, ha indicado.

Según ha explicado, la CE ha puesto la primera piedra diciendo que es necesario por primera vez en 20 años incrementar el porcentaje sobre la renta nacional bruta del presupuesto comunitario, algo que ha calificado de “buena noticia”, a pesar de que el incremento es “escaso”.

Ha puntualizado que la PAC en este periodo de programación supondrá aproximadamente el 32 por ciento del presupuesto comunitario, porcentaje que se va a ir reduciendo según avance el periodo de programación para quedar “prácticamente” en un 25 por ciento del presupuesto de la UE, con lo cual “uno de cada cuatro euros en el 2027 se destinará a los agricultores y ganaderos cuando al final del periodo actual se estaría dedicando a este concepto un 37,8 por ciento del presupuesto conjunto de la UE”.

“La reducción total a precios constantes en la UE de la PAC en términos relativos es de un 5,64 por ciento”, ha indicado el titular de Agricultura, quien también ha destacado que la reducción que parece afectaría a España sería de un 3,5 por ciento.

TASA EN 50 MILLONES ANUALES LAS PÉRDIDAS PARA C-LM

El diputado de Podemos ha tasado en un 5% el recorte aplicado a las políticas europeas en materia agrícola, más acentuadas en las ayudas destinadas a los programas de desarrollo rural, algo que supondría “340 millones de euros menos al año, 180 en desarrollo rural y 160 a las rentas directa”.

Estos recortes, ha dicho, afectarían especialmente a Castilla-La Mancha, que “perdería unos 50 millones de euros anuales, 300 en el total de todo el periodo”.

“A este recorte hay que añadir que el Ministerio de Agricultura esté incumpliendo año tras año con el porcentaje que le corresponde en la cofinanciación de las políticas de desarrollo rural”, ha alertado, añadiendo que, de no impedirlo, los “recortes” afectarán a las condiciones de vida de agricultores y ganaderos, sobre todo a aquellos que tienen “una menor renta”.

Ha sido en este punto en el que ha reparado en que hay un 5% de los receptores de ayudas que absorben casi la mitad del total de fondos, ya que el sistema está ideado “para beneficiar a grandes multinacionales”.

En opinión de Llorente, la gestión del PP en el junto a su “franquicia naranja” —en alusión a Ciudadanos— de cara a la nueva PAC no genera “mucha confianza”, ya que se trata de una Administración “que prefiere aumentar el gasto en Defensa”. “No tenemos ninguna confianza en el papel del en estas negociaciones”, ha puntualizado.

PSOE DEFIENDE EL PAPEL DE LA JUNTA CERRANDO FILAS CON EL SECTOR

De su lado, la diputada del PSOE ha utilizado su turno de palabra para defender el papel del Gobierno autonómico, que lleva meses forjando una postura común con todos los interlocutores del sector primario de cara a defender los fondos europeos.

Según ha dicho, las noticias que vienen de la Comisión Europea “preocupan al Gobierno y a los agricultores y ganaderos”, por lo que ha llamado al Gobierno estatal a “no hacer juego de trileros, no cerrar los ojos y cerrar filas con el sector”.

Ha ofrecido datos como que el 14% de la riqueza de Castilla-La Mancha viene del campo, un sector que “es capaz de generar 300.000 empleos en la región”, además de que una de cada cinco empresas exportadoras es agroalimentaria y que el 36% de los productos castellano-manchegos que se venden en el mercado exterior vienen del campo.

“El peso relativo de la PAC se va a reducir sobre todo en 2027”, ha recordado la dirigente socialista, quien ha considerado que desde el se debe comandar una postura común con las comunidades autónomas, a quien por el momento, y en su opinión, todavía no se ha tenido en cuenta pese a que son las gestoras directas de estos fondos.

“Hay que distribuir mejor la PAC. Ese modelo lo tenemos que cambiar. Y tampoco es razonable que el Gobierno de Castilla-La Mancha se haya tenido que enfrentar a un recorte de 236 millones de euros de la cofinanciación del Estado al desarrollo rural”, ha lamentado. “El PP va a ser la peor plaga contra el campo”.

PP: “PSOE Y PODEMOS NO SE PONEN DE ACUERDO”

Por su parte, la diputada del Partido Popular Lola Merino ha arrancado su turno de palabra apuntando a que el Gobierno regional y el PSOE tienen un discurso totalmente contrario al de Podemos. “Son Gobierno los dos pero no son capaces de ponerse de acuerdo en esto. Nos están tomando el pelo”.

Merino ha bromeado al respecto de que el PSOE quiera debatir la futura PAC cuando la gestión de la actual es “nefasta”, momento en el que ha aprovechado para criticar otras polémicas en el ámbito agrario como la “desatención” a los agricultores ecológicos, la gestión de zonas o la “plaga de conejos”. “A lo mejor a quien hay que ponerle una malla conejera alrededor es a usted, señor consejero”.

Tras calificar como “vergüenza” cómo se manejan los fondos europeos por parte del equipo de Francisco Martínez Arroyo, ha pedido al Gobierno regional que “no juegue con las cosas de comer” y deje de “politizar” la PAC.