A preguntas de los medios tras una rueda de prensa, ha insistido en que los 360 millones de euros que adeuda el Estado a Castilla-La Mancha requieren de una solución, ya que “se están generando tensiones de tesorería” que provocarán “ser más lentos a la hora de pagar a proveedores”.

“Alguna solución se tiene que dar. Las cámaras legislativas funcionan. Que sean los grupos políticos los que presenten una proposición de ley que resuelva este problema”, ha sugerido Ruiz Molina. “Si la ministra Montero dice que hará efectivo el pago antes de diciembre, supongo que tendrá la fórmula, pero que la hubiera aplicado con anterioridad”, ha insistido durante la rueda de prensa que ha ofrecido tras la reunión del .