Así lo ha asegurado durante su intervención en un desayuno informativo organizado por un diario digital, donde ha desgranado esta propuesta, que pasa por terminar la conexión de la A-5 con la A-4 a través de la finalización de la A-40 entre y Ocaña “para empezar a hacer ese anillo perimetral por el sur”.

es determinante y soporta un tráfico pesado y escandaloso”, ha dicho García-Page, quien ha añadido la necesidad de vincular la localidad conquense de Tarancón con la A-2 a la altura de Guadalajara.

Estas conexiones servirán para aprovechar la cercanía con una que a su juicio se queda pequeña en materia de suelo industrial. avanzar que habrá próximamente “muy buenas noticias” en cuanto a la atracción empresarial a la Comunidad Autónoma, ha abogado por un “macroacuerdo inevitable” con Madrid y “la caja torácica que suponen Cuenca, Toledo y Guadalajara”.