Así lo ha indicado el portavoz del Ejecutivo autonómico, , durante la rueda de prensa que ha ofrecido este miércoles para informar de los acuerdos del .

Hernando ha explicado que esta ampliación busca “dar respuesta a una reivindicación histórica del de Castilla-La Mancha para reconocer la cualificación profesional y otorgar mayores competencias y responsabilidades a las educadores”, algo que, ha puntualizado, seguirá haciéndose “en coordinación con los cuidadores y cuidadoras de la red”.

En la Orden también se estipula que el personal que ejerza labores de asistencia y asesoramiento en los recursos relacionados con la atención a las víctimas machista no deberá estar condenado ni incurso en causas relativas a la violencia de género y aportar una certificación negativa del Registro Central de Delincuentes Sexuales en cumplimiento de la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, del personal que en el ejercicio de su profesión tenga contacto habitual con menores.

“Frente al desahucio masivo de profesionales hemos detenido los recortes y hemos iniciado la recuperación”, ha subrayado Hernando, que ha señalado que Castilla-La Mancha cuenta con la red de atención a la mujer “más extensa” de España, con 14 recursos de acogida y 84 centros de la mujer en los que trabajan más de 400 personas.