El Tolmo de Minateda se unirá así a la Red de Parques Arqueológicos de Castilla-La Mancha junto a la ciudad romana de Segóbriga en , Cuenca; la villa romana de Carranque, en la provincia de ; el óppidum ibero-medieval de Alarcos, en Ciudad Real; y la ciudad visigoda de Recópolis, en Zorita de los Canes, provincia de Guadalajara.

Los días y horas de apertura de El Tolmo serán similares a los del resto de yacimientos de estas características que existen en el conjunto de Castilla-La Mancha —estando abiertos totalmente al público viernes, sábado y domingo— así como el sistema de funcionamiento.

La empresa se ha hecho cargo de la gestión de este parque arqueológico, en virtud de un acuerdo de colaboración firmado con el Gobierno regional —similar al de los parques de Guadalajara, Ciudad Real y Toledo; el de Cuenca lo gestiona la Diputación— realizando actuaciones de acondicionamiento y recuperación de espacios para la apertura al público.

El Tolmo de Minateda obtuvo su declaración en abril de 2012, pero el anterior Gobierno no llegó a abrirlo, de tal manera que se han tenido que acometer labores de rehabilitación del ; tareas de instalación de suministro, generadores y mantenimiento de electricidad, así como la revisión del sistema de agua y riego.

También se han acometido actuaciones en los caminos del yacimiento arqueológico y los accesos al mismo, tales como desbroces, limpieza y cartelería.

ÍBEROS

El Tolmo de Minateda constituye el conjunto arqueológico más importante de la provincia de Albacete, siendo el lugar elegido por diferentes grupos humanos para llevar a cabo sus asentamientos. La ocupación más antigua que se ha constatado pertenece a la Edad de Bronce y se trataba de una fosa común para los muertos.

Está enclavado en el término municipal de Hellín, sobre un cerro amesetado de 500 metros de altura, con laderas abruptas que limitan el acceso a un camino natural, ‘El Reguerón’, que lo hace fácilmente defendible.

El Tolmo fue un importante centro en época Ibero-Romana, convertido en municipio romano en época de Augusto, seguramente con el nombre de Ilunum, que tras un paréntesis resurgió como centro urbano en plena época visigoda. De esta fase, los trabajos han exhumado espectaculares restos funerarios, defensivos y epigráficos, como una monumental inscripción conmemorativa de la puerta amurallada.

En la actualidad, se identifica el Tolmo de Minateda con la nueva sede episcopal de Eio (creada por la monarquía visigoda a principios del siglo VII para integrar los territorios dependientes del obispado de Ilici, que todavía permanecía en manos bizantinas) y con Madinat Iyyuh, una de las ciudades mencionadas en el Pacto de Teodomiro del año 713, destruida tras la fundación de como nueva capital de la .

El asentamiento visigodo perduró en época islámica hasta al menos el siglo IX. En los sectores excavados se suceden las estructuras públicas, domésticas e incluso funerarias hasta su abandono definitivo, que parece haberse producido con anterioridad al Califato. La estructura urbana y los testimonios materiales del proceso de islamización (siglos VIII y IX), hacen de este asentamiento un caso único de análisis histórico.

El Parque Arqueológico de El Tolmo tendrá su propia página web, www.tolmodeminateda.es, con la información básica necesaria para preparar una visita, así como presencia en las redes sociales , e .