“Miles” de castellano-manchegos participarán este sábado, 15 de septiembre, en la ‘Marcha a Madrid’ que, organizada por la Cumbre Social, pretende, entre otras cosas, forzar al Gobierno de a convocar un referéndum para que la ciudadanía se pronuncie sobre sus medidas.

Así ha quedado de manifiesto en la rueda de prensa que ha ofrecido la Cumbre Social de Castilla-La Mancha, que integran una 30 de organizaciones sociales y los sindicatos de la región.

En este encuentro con los medios, los representantes de estas organizaciones han indicado que las diferentes marchas que partirán de cada comunidad autónoma se juntarán en la Plaza de Colón y que el punto de encuentro para los participantes castellano-manchegos será la Plaza de Neptuno, donde llegarán autobuses procedentes de toda la geografía regional.

“FRACTURA SOCIAL SIN PRECEDENTES”

En el manifiesto presentado este martes, la Cumbre Social de Castilla-La Mancha alerta de que las políticas del PP “están suponiendo una fractura social sin precedentes, pues se sigue destruyendo empleo; se siguen deteriorando los derechos laborales y sociales; se intensifica la devaluación de nuestro Estado de Bienestar”.

Según aseguran, los ‘populares’ promueven “una involución ideológica de carácter neoconservador y confesional negando a las mujeres el derecho a decidir sobre su salud sexual y reproductiva y se criminaliza a la población inmigrante, todo ello, sin que aparezca el más mínimo indicio de superación de la crisis, sino todo lo contrario, se profundiza la recesión económica”.

Por ello, y por medio de esta “gran concentración en Madrid” la Cumbre Social pretende plantear “con nitidez que existen alternativas a las políticas europeas y nacionales, empezando por una política fiscal más justa y progresiva y una decidida lucha contra el fraude fiscal sin amnistía para los defraudadores”.

“El 15 de septiembre también debe cuestionar la legitimidad del Gobierno para llevar a cabo unas medidas que no formaron parte de su programa electoral”, defienden desde estas organizaciones sociales, desde las que han exigido la celebración de un Referéndum para que la sociedad española tenga la posibilidad de “expresarse” sobre todas esta medidas que el PP no incluyó en su programa electoral y, sobre todo, sobre la posibilidad de que el Ejecutivo de Rajoy acuda “al mal llamado rescate que negocia”.