El informe muestra diferencias “muy significativas” del gasto de los hogares en función de la comunidad autónoma en la que se encuentren. Así, la más barata fue Canarias, con 638 euros, un 3,4% más.

Por detrás de Castilla-La Mancha como las regiones con los mayores gastos medios por hogar durante el año pasado se situaron , con 1.045 euros, un 10,5% más, así como , con 1.042 euros, un 10,1% más; , con 1.041 euros, un 7,1% más, y Aragón, con 1.039 euros, un 8,7% más.

En el lado opuesto, como las comunidades autónomas con la factura energética más baja en 2018, por detrás de Canarias, se encuentran , con 784 euros (+2,1%); Andalucía, con 879 euros (+5,9%); Comunidad Valenciana, con 917 euros (+3,6%), y , con 944 euros, un 11,1% más.

Ante estos datos, la fundadora y consejera delegada de Fintonic, Lupina Iturriaga, afirmó que, a pesar del crecimiento en el precio de la energía registrado en los últimos meses, es posible conseguir ahorros en la factura a través de la renegociación de las condiciones o con la contratación de otros proveedores.

“De hecho, desde Fintonic nuestros usuarios ahorran una media de 200 euros al año en su factura de la luz sin cambiar de compañía y tan solo dejar que revisemos su factura”, añadió la directiva.