El ha puesto en marcha una consulta de en Cáncer en el Hospital Virgen de la , cuyo objetivo es evaluar el riesgo que tienen los pacientes y sus familias de padecer cáncer.

Los pacientes que acuden a esta consulta de cáncer hereditario, que comenzó a funcionar el pasado mes de mayo en el área de , deberán reunir unos determinados criterios específicos como son el presentar una edad precoz de inicio de cáncer, una alta incidencia de cáncer familiar o varios familiares afectados por el mismo tipo de cáncer.

La consulta, que está atendida por la oncóloga y la enfermera, , se ha ubicado en la planta 2ª B del ‘Virgen de la Luz’, un área de hospitalización en la que se han agrupado todos de los Servicios de Oncología, así como la y que desde principios de este año dispone de habitaciones individuales para los pacientes onco-hematológicos.

El objetivo de la puesta en marcha de la Consulta de Consejo Genético en Cáncer en el área sanitaria de Cuenca es aumentar la supervivencia y disminuir la mortalidad del cáncer, ya que lo que se intenta es evitar que el paciente sano llegue a desarrollar un cáncer.

Se calcula que anualmente serán más de un centenar de pacientes conquenses los que se beneficien de la puesta en marcha de esta consulta, los cuales con anterioridad debían ser derivados a la Unidad del Hospital Virgen de la .

En estos cuatro meses de funcionamiento ya se ha atendido en la consulta de cáncer hereditario a más de 40 pacientes. La mitad han iniciado estudio por cáncer de mama y la otra mitad por cáncer de colon y en cinco casos se está realizando el estudio por cáncer de ovario.

Estudio genético

En este nuevo servicio que se presta en la Gerencia del Área Integrada de Cuenca se evalúa el riesgo de unos determinados pacientes a padecer un cáncer, basándose en los antecedentes familiares. Asimismo, si el paciente ya ha sido diagnosticado se podrá realizar un estudio genético.

Para valorar el riesgo genético que tiene una familia, en primer lugar se confeccionará un árbol genealógico en el que se reunirá toda la historia clínica de la familia, el tipo histológico del tumor que se ha padecido, la edad a la que apareció el cáncer y cuando fallecieron, una tarea que corresponde a la consulta de enfermería, por donde ya han pasado un centenar de pacientes.

Tras la sospecha de un síndrome hereditario, se realizará al paciente una analítica sanguínea en busca de una determinada alteración genética. Se trata de unos estudios que se llevarán a cabo en un laboratorio de genética. En ocasiones también se realizará un análisis del tumor en el del propio Hospital de Cuenca, en busca de la alteración en una determinada proteína.

Cuando se alcanza un diagnóstico, en la Consulta de Consejo Genético en Cáncer se informa al paciente del riesgo estimado individual a desarrollar cáncer y los diferentes tipos de tumores a los que está expuesto.

Además, se le trasmitirán una serie de recomendaciones con el fin de evitar el desarrollo del tumor. En primer lugar, se le prescribirán medidas de seguimiento para poder realizar un diagnóstico precoz de la enfermedad y en el caso en que fuera necesario se recomendarían cirugías profilácticas preventivas antes de que se desarrolle el tumor.

Asimismo, se informará al paciente que deberán acudir a la Consulta de Consejo Genético en Cáncer los familiares que tienen riesgo de ser portadores de una mutación igual a la suya.

En el tiempo que lleva funcionando la consulta ya se han logrado diez resultados y se ha podido diagnosticar a dos familias con un síndrome hereditario de cáncer, lo que significa que se va a iniciar el estudio al resto de familiares sanos para conocer si son portadores de esa mutación genética familiar.

Una vez que los familiares acuden a la consulta se les realizará el estudio directo sobre esa determinada mutación genética.

El paciente que no presente la mutación, tendrá el mismo riesgo que la población en general a padecer un determinado tipo de tumor, mientras que el familiar que presente esa mutación genética deberá recibir todas las recomendaciones en cuanto a medidas de seguimiento y control para un diagnóstico precoz.

En la actualidad se calcula que solo un diez por ciento de los cánceres tienen un componente hereditario y en el resto de los casos tienen relación con factores de riesgo y ambientales.

Lista de espera al 50 por ciento

Tanto la doctora María del Carmen Soriano como la enfermera Marisol Sevilla han indicado que los pacientes están valorando de manera muy positiva la puesta en marcha de esta consulta porque llevaban tiempo esperando a que se les viera y agradecen saber qué les puede ocurrir a ellos o a sus familias y abordar un problema que existe en su ámbito familiar.

Asimismo, han indicado que estos meses la lista de espera se ha reducido notablemente, sobre todo en la consulta de enfermería que ha logrado valorar a más del 50 por ciento de pacientes que se encontraban esperando y que tenían que desplazarse a otros centros sanitarios para ser atendidos.