El Gobierno regional ha puesto en marcha el Plan de Promoción Internacional de la Moda de Castilla-La Mancha, a través del IPEX, con el que busca “favorecer la creación de una imagen de calidad para la moda realizada en Castilla-La Mancha, así como conseguir que este sector desarrolle todo su potencial de internacionalización, consolidando de esta manera la presencia estable de nuestras empresas y marcas en los mercados internacionales”. Así lo ha explicado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, durante el desayuno de trabajo ‘Retos actuales y futuras oportunidades de la industria textil y del calzado en la Unión Europea’, organizado por el Grupo de la Alianza Progresista de los Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo, en Albacete, donde han participado empresas del sector textil y del calzado de la región, así como numerosos representantes institucionales y políticos.

Como ha destacado Patricia Franco, “éste es un plan de acción exterior específico que responde a un compromiso del presidente con el sector”, un plan compuesto por siete ejes de actuación y 20 medidas, que contará con un presupuesto de 400.000 euros, lo que supone “más que duplicar el presupuesto que destinamos a la promoción de este sector el pasado año”.

La consejera ha recordado que el sector textil, de la confección, el cuero y el calzado en nuestra región está integrado por cerca de 1.200 empresas que da empleo a más de 8.500 familias, “unas cifras que nos convierten en la sexta comunidad de España en número de empresas, y la segunda en producción de calzado a nivel nacional, por detrás de la Comunidad Valenciana”, con importantes focos de producción en las provincias de , en la zona de Fuensalida; Albacete, en la zona de , y, en Ciudad Real, en el y Manzanares.

Patricia Franco ha indicado que estas empresas “se han enfrentado en los últimos 20 años a una triple crisis: la feroz competencia del mercado global por causa de la liberalización de los mercados, la deslocalización y la crisis económica mundial”, aunque ha reconocido que el sector ha sabido adaptarse, y lo ha hecho “entendiendo que no podemos competir en precio con los países emergentes y que sólo apostando fuertemente por el diseño y la innovación en la internacionalización de sus negocios, logrando posicionar el producto en nuevos mercados”.

Desde 2014, las exportaciones el sector han crecido en un 64 por ciento

En este punto ha subrayado que “el buen saber hacer de las empresas del sector en los últimos años ha permitido que el valor de las exportaciones haya pasado de 530 millones de euros a más de 871 millones de euros en 2016, lo que supone un aumento de un 64 por ciento”, crecimiento que se traduce también en el número de empresas que exportan, un 30 por ciento más desde 2014, de modo que 133 empresas se han internacionalizado en este tiempo”.

Líneas de trabajo del Plan

El Plan contempla novedades en torno a siete ejes, entre las que destacan la puesta en marcha de un Programa de Mentoring Internacional para empresas con poca experiencia exportadora, un programa de implantación exterior para empresas con amplia experiencia internacional, además de acciones de formación especializada, como un programa de desarrollo del e-commerce, la promoción de la Cohesión Sectorial de la Moda, con la creación de la Mesa sectorial de la Moda de Castilla-La Mancha y un Programa de Cooperación Empresarial.

Asimismo, fomentará “la visita de importadores a nuestra región para que, de primera mano, conozcan la oferta de textil y de calzado; o la asistencia a eventos organizados por la European Enterprise Network relacionados con el sector de la moda”, ha recordado la consejera.

Nueva línea de Ayudas para el Impulso y la Competitividad Internacional de las Empresas de la Moda en Castilla-La Mancha

Patricia Franco ha puesto en valor también que “el Plan, además, desarrolla un Programa de Inteligencia Competitiva Internacional, que nos permita acceder a información estratégica sectorial con la que ayudar a las empresas en su toma de decisiones”, así como ayudas a la financiación para la implantación, entre las que figuran préstamos para la internacionalización que se enmarcarán en el programa Financia Adelante.

Otra de las líneas de trabajo del Plan es el lanzamiento del Plan de Comunicación Digital ‘Fashion from Castilla-La Mancha’, con acciones para potenciar la imagen de la moda realizada en nuestra región a través de internet y las redes sociales.

Pero la consejera ha incidido, de manera especial, en la creación de una nueva línea específica de ayudas para el Impulso y la Competitividad Internacional de las Empresas de la Moda de Castilla-La Mancha, “cuyas bases y convocatoria publicaremos en los próximos meses”, y que contarán con una dotación de 200.000 euros para impulsar la promoción y comercialización exterior del sector.

‘Apoyo integral al sector’

De este modo, Patricia Franco ha señalado que “el apoyo a este sector es integral”, un apoyo, que, como ha recordado, ya venía de antes, a través del Plan Adelante. En este punto, ha detallado que “en 2016, 43 empresas del sector de la moda han recibido cerca de un millón de euros en ayudas a la inversión, la promoción del pequeño comercio y la mejora de la competitividad del sector artesano, empresas que realizarán inversiones por valor de más de 4,1 millones de euros, mantendrán más de 700 empleos y crearán más de 50”.

La consejera, por último, ha destacado que esta estrategia “es flexible, como todas las que estamos poniendo en marcha para el fortalecimiento de nuestro tejido empresarial”, antes de invitar a adaptando con las aportaciones que las propias empresas y asociaciones representativas nos vayáis trasladando”, como ha apostillado.