Así lo ha afirmado a preguntas de los medios tras una rueda de prensa, indicando que “entre todos” hay que trabajar para “garantizar mejor que nadie” la trazabilidad de este producto.

Martínez Arroyo hacía esta consideración en plena polémica por los precios de la uva en la región, sobre lo que ha recordado que “se está cumpliendo con la legislación”, y de no cumplirse, en todo caso, “no sería competencia del Gobierno regional”.

Tras rechazar la teoría de Asaja de que algunas bodegas puedan estar pactando precios bajos con algunos productores, ha invitado al sector agrario a denunciar en el caso de que detecten que estas situaciones se están llevando a cabo.