Martínez Arroyo ha intervenido durante la celebración de la Fiesta de la Trashumancia, invitado por el Ayuntamiento de Madrid, en un acto que ha tenido lugar en la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Martínez Arroyo ha puesto de manifiesto, en este año en el que se conmemoran los 600 años de la Concordia entre los Hombres Buenos de la Mesta y el Concejo de la Villa y los 25 años desde la celebración de la Fiesta de la Trashumancia en Madrid, la importancia de los pastores en el medio rural y en el urbano y, sobre todo, en una región como Castilla-La Mancha al ser una comunidad “eminentemente rural” donde el 15 por ciento de la riqueza proviene de la agricultura, ganadería e industria.

En Castilla-La Mancha, con 80.000 kilómetros cuadrados, el 90 por ciento de ellos son de territorio rural, ha explicado, contando con 10.000 ganaderos en extensivo con los que el Gobierno regional trabaja a diario ya que son los que “moldean el territorio, crean paisaje y dan vida”.

Es por ello que, ha dicho, desde el Gobierno de Castilla-La Mancha se ha apostado por un Plan de Ganadería Extensiva con ayudas al pastoreo, al bienestar animal, a las razas autóctonas y una línea específica de subvenciones, por ejemplo, para las denominadas ‘ovejas bomberas’, que pastan en el territorio realizando labores de prevención frente a los incendios forestales.

De esta forma, ha recordado que en Castilla-La Mancha desde hace siglos se ha contado con la trashumancia, la que se veía este domingo en Madrid con cerca de 2.000 ovejas y cabras transitando por la Cañada Real y la que existe aún hoy en la Serranía de Cuenca y el Alto Tajo hacia el valle de Alcudia en Ciudad Real que “vertebran nuestra tierra y lo hacen por vías pecuarias como la que pasa por la capital de España”.

“SEDUCIENDO” AL MEDIO URBANO

Y es que en una jornada como esta sirve, ha señalado para unir “Madrid con medio rural” y “seducir al medio urbano de la necesidad que tenemos de contar con agricultores y ganaderos”, una “conquista” que no sólo se produce en este día sino que, ha incidido, “lo hace todos los días con alimentos que llegan del medio rural con la mejor seguridad alimentaria de España y de Europa”.

En esta línea, ha manifestado que para que el medio rural siga vivo hay que dotarlo de innovación y hacer que sea un medio moderno, por lo que ha abogado por la “valentía política” para conseguir que en el medio rural se cuente con la misma calidad de vida, servicios y comunicaciones que en el urbano, acciones en las que se trabaja desde el Gobierno regional en la actualidad.

Es el momento, ha explicado durante su intervención el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, de “convencer” a los futuros consumidores, que son los niños y niñas de hoy, con los sabores de lo “auténtico” desde, por ejemplo, un vaso de leche o una cuña de queso, detrás de los que hay “una historia única, irrepetible, la de nuestros pueblos, la de nuestros pastores y la de un enorme futuro por delante y que son “patrimonio inmaterial de nuestra tierra y está expectante ante un gran futuro”.

En el acto de este domingo, donde se ha vuelto a solicitar la autorización para usar los derechos de la Cañada Real mediante el pago de maravedíes, procediéndose posteriormente al pago simbólico de los mismos, han estado, junto con la alcaldesa de Madrid, , y el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, el presidente de la Asociación ‘Trashumancia y Naturaleza’, , así como el mayoral o el secretario general de Agricultura del Ministerio, .