El vicepresidente primero del Gobierno regional, , ha señalado hoy que “el corazón de La Mancha no puede tener hipotecado su futuro por las decisiones que se tomen en materia de agua, desde el Ministerio o la Confederación, y que restringen de una manera importante las dotaciones de agua que tienen los agricultores”.

Martínez Guijarro, que hacía estas declaraciones a preguntas de los periodistas durante su visita a la Bodega Pedroheras en la localidad conquense de Las Pedroñeras, se ha referido a la importancia que tienen en esta zona productos como el ajo y la cebolla que necesitan el agua y de los que depende gran parte de la economía.

En este sentido, ha añadido que se puede hacer otra gestión de política hidráulica en esta zona que tendría que empezar por culminar el proceso de regularización de pozos, que se inició hace unos años, y estudiar de manera profunda las necesidades de los regantes.

El vicepresidente primero ha apostado por hacer un debate profundo en materia de agua porque “no se puede condenar a la región a que tengamos el agua estricta con las reglas de explotación del trasvase que creemos que es urgente cambiar”.

“La puesta en funcionamiento de las desaladoras que hay en el levante, junto a la utilización de las que ya están funcionando, suministraría el agua suficiente en cantidad y calidad para garantizar las necesidades que tiene la cuenca del Segura”, ha indicado.

“El sector del vino como parte de la columna vertebral”

Martínez Guijarro ha aseverado que el Gobierno regional seguirá defendiendo los intereses de Castilla-La Mancha ya que el sector agroalimentario, y en concreto el sector del vino, son parte “de la columna vertebral y soporte fundamental de la economía en la región”. El peso que la industria agroalimentaria tiene en la Comunidad Autónoma “es uno de los pilares de la economía regional” con un volumen de facturación de casi 6.500 millones de euros lo que supone el 17% del .

“Desde el Gobierno regional vamos a seguir apoyando al sector cooperativo de Castilla-La Mancha, fundamentalmente a aquellas cooperativas que están en procesos de unión de cara a la comercialización como es el caso de la Bodega Pedroheras, que se ha acogido a Vinati a través de un nuevo proyecto para modernizar sus instalaciones”, ha dicho.

El vicepresidente primero, que ha entregado a esta bodega los Premios Gran Selección que obtuvo en la convocatoria de 2017, ha subrayado el interés del por “aunar esfuerzos para mejorar las estructuras comerciales del sector cooperativo”.

Bodega ‘Pedroheras’

Empezó su actividad sobre el año 1.958, fundada por un centenar de agricultores que se disponían a emprender un gran proyecto cooperativo. En la actualidad, la bodega cuenta con la uva aportada de 2.100 hectáreas de viñedo.

Disponen de depósitos de acero inoxidable, maquinaria de microfiltración y un laboratorio con las mejores tecnologías disponibles. Poseen una capacidad máxima de almacenaje de 26.000.000 litros, y una sala de barricas controlada bajo unos parámetros de temperatura y humedad.

Junto a Martínez Guijarro han visitado las instalaciones el delegado de la Junta en Cuenca, ; el director provincial de Agricultura, y , ; y el presidente de la bodega, .