De este modo, ha señalado que la estabilidad “será la tónica habitual en buena parte del país”, que sigue bajo los efectos de un anticiclón, “con una amplitud térmica muy grande” durante el día, con subidas en las horas centrales y temperaturas más bajas al inicio y al final de la jornada.

Así, el fin de semana estará marcado por el predominio de tiempo estable en la mayor parte de las zonas, con cielos poco nubosos, excepto en el sur del área mediterránea, donde se esperan cielos nubosos o con intervalos nubosos, sin descartar algunas lluvias débiles, más probables y abundantes el sábado en el litoral sur del Levante, y el domingo en el área del .

Además, la aproximación de una depresión de niveles altos a Canarias, provocará a lo largo del domingo un aumento de la nubosidad y de la probabilidad de precipitaciones en las islas de más relieve.

Las temperaturas ascenderán en la Península, manteniéndose con pocos cambios en los archipiélagos. El viento soplará del norte en Canarias, y del este y nordeste en gran parte de la Península, con levante fuerte en el Estrecho y con intervalos de fuerte en el resto de , litoral de y Canarias

De cara al sábado, ha detallado que lo más significativo será el Levante fuerte en el área del Estrecho, y con intervalos de fuerte en el resto de Cádiz, litoral de Alborán y Canarias. Por ello, ha señalado que en la zona el ambiente será “algo más humedo y fresco” y que incluso podría llover en zonas del Mediterráneo y Estrecho.

Ese día, las temperaturas irán en aumento en gran parte de la Península, alcanzando valores por encima de los habituales para la época en la mitad norte mientras que en el cuadrante sudeste las diurnas cambian poco o bajan algo, con pocos cambios en los archipiélagos.

El domingo, continuará el Levante fuerte en el Estrecho y con intervalos de fuerte en el litoral de Alborán, con temperaturas diurnas en ascenso en el cuadrante sudeste peninsular, manteniéndose en valores por encima de los habituales para la época en el interior de la mitad norte y centro peninsular, y con pocos cambios en el resto.

Gutiérrez ha precisado que las máximas se registrarán en los valle del Ebro y del Guadalquivir, donde llegarán a los 25 grados. En el caso de las mesetas, se situarán por encima de los 20 grados.

CAMBIOS CON EL INICIO DE LA SEMANA

En la Península y , la semana trae una pequeña probabilidad de lluvias en el sur del área mediterránea, especialmente en el área del Estrecho y , donde además podrían alcanzar cierta intensidad el miércoles, sin que se descarta alguna lluvia débil en el área cantábrica, y en el resto predominará el cielo poco nuboso o con intervalos nubosos.

Las temperaturas iniciarán un paulatino descenso, que comenzará el lunes por el tercio norte peninsular, extendiéndose y generalizándose a partir del martes al resto de la Península y Baleares, aunque al final de la semana las temperaturas podrían subir de nuevo.

El viento soplará de componente norte en el nordeste peninsular y Baleares al principio de la semana, y del este y nordeste en el resto de la Península, fuerte en el Estrecho, y con intervalos de fuerte en el litoral gallego, litoral de Alborán, Cádiz y Baleares

En Canarias, la semana comenzará con un aumento de la inestabilidad, provocada por la proximidad de la depresión de niveles altos, lo que originará precipitaciones en las islas de más relieve, posiblemente acompañadas de tormentas ocasionales, sin descartar que las precipitaciones alcancen intensidad fuerte localmente, extendiéndose el martes al resto de las islas.

A partir del miércoles, la probabilidad e intensidad de las precipitaciones desciende respecto a los días anteriores, aunque todavía se mantiene significativa en las islas de más relieve. Las temperaturas descenderán el lunes, para ir recuperándose el resto de la semana, y predominará el viento flojo.