A través del programa de Termalismo Social que el año pasado convocó el , un total de 856 personas mayores de la provincia de Toledo pudieron disfrutar de los tratamientos termales que se ofrecían en nueve balnearios de la región adscritos al programa y ubicados en distintos parajes de Albacete, Ciudad Real, Guadalajara y Toledo.

Asimismo, los dos balnearios de la provincia que participan en dicho programa regional y están ubicados en los términos municipales de Villafranca de los Caballeros y San Pablo de los Montes atendieron el año pasado a un total de 400 personas mayores procedentes de distintos puntos de la región, que habían solicitado una de estas plazas de Termalismo Social.

Para todas las personas mayores que quieran acceder a estos tratamientos termales, que se ofrecen con estancias de cinco días y en régimen de pensión completa en los distintos balnearios de la región, la Consejería de Bienestar Social ha convocado para este año 2018 un total de 5.000 plazas.

Los plazos de presentación de solicitudes ya están abiertos, hasta el día 30 de abril, para quienes deseen participar en los turnos comprendidos entre los meses de junio a septiembre, y hasta el día 31 de agosto, para los turnos de octubre a diciembre.

Durante estas estancias en los balnearios se proporcionan tratamientos terapéuticos, curativos y preventivos, adaptados al estado de salud de cada persona y a precios muy asequibles para mayores, dependientes y personas con graves dolencias.

El director provincial de Bienestar Social, Gregorio Gómez, ha destacado que el programa de Termalismo Social que este año vuelve a ofrecer el Gobierno regional cuenta con 1.500 plazas más que en 2017.

Gregorio Gómez también ponía en valor que “con este tipo de actuaciones, el Gobierno regional está contribuyendo a mejorar la salud de nuestros mayores e invirtiendo en políticas de prevención que son siempre más eficaces y beneficiosas”, a la vez que subrayaba el impulso económico que se genera con el programa de Termalismo Social “tanto en el sector de balnearios de la región y de la provincia de Toledo, así como en las localidades y en todo el entorno rural donde están ubicados, porque contribuyen a crear y mantener muchos puestos de trabajo, tanto directos como indirectos”.

Se estima que los balnearios generan más de 600 puestos de trabajo directos y otros 1.700 indirectos en toda la región.