Las características de esta Indicación Geográfica Protegida son varias y se tiene que tener en cuenta la preparación del terreno para su cultivo, la plantación y la posterior fase de recolección y acondicionamiento.

La corteza del Melón de la Mancha amparado bajo la IGP puede ser lisa o ligeramente rugosa, con un grosor medio de 0,6 a 0,8 cm. Presenta un escriturado o asurcado longitudinal de intensidad variable, normalmente más abundante cerca de la zona del pedúnculo y de la cicatriz del pistilo.

Predomina en la piel el color verde, con manchas oscuras de tamaño medio, uniformemente distribuidas, tornando en la madurez hacia el amarillo.

La pulpa es de color blanco o cremoso. En la cavidad central, relativamente pequeña por relación a otras variedades, se halla la zona placentaria, de color anaranjado, en la que se encuentran las semillas.

Desde el punto de vista sensorial, las principales características que hacen que el melón de la zona delimitada sea apreciado son el dulzor, la alta jugosidad y la escasa fibrosidad de su carne.

La marca Tomil, de Cooperativa Santiago Apóstol de Tomelloso, Ciudad Real, ha obtenido el Premio Gran Selección 2019 al mejor Melón de La Mancha.

Santiago Apóstol de Tomelloso SC de CLM es una cooperativa fundada en 1971 por un pequeño grupo de agricultores de la localidad de Tomelloso (Ciudad Real), con la intención de aunar esfuerzos para conseguir una mejor comercialización de uno de los cultivos emblemáticos de nuestra población, el melón, y de esta manera representar de la mejor manera posible no solo los intereses económicos, sino también la cultura de nuestra región, y lo realiza mediante una variedad de productos de gran calidad.

Hoy en día, ese pequeño grupo de agricultores ha crecido y en la actualidad la componen más de seiscientos socios, y fruto del gran trabajo realizado, se ha convertido en el principal referente de la región en la producción y comercialización de productos hortícolas.

Y como consecuencia de este desarrollo, se sienten orgullosos de poder poner a disposición de sus clientes y consumidores una gran cantidad de productos entre los cuales destaca su mayor exponente el Melón de la Mancha, resultado del conjunto de la tradición con la aplicación de las más modernas técnicas de producción (o cultivo) bajo condiciones particulares de clima y suelo, que confieren al producto unas características que lo hacen único y que se comercializa bajo un estricto control que garantiza una calidad excepcional.