Según han informado fuentes del Parlamento autonómico a Europa Press, de las 27 enmiendas restantes, 20 no se han admitido, mientras que otras 7 han sido remitidas al Gobierno autonómico ya que suponen variaciones en las cuantías de las partidas presupuestarias.

En concreto, las 17 enmiendas propuestas por el Grupo Socialista han sido admitidas por la Mesa de las Cortes, mientras que de las 64 de Ciudadanos, 60 han sido aceptadas y las otras cuatro se han visto rechazadas.

Finalmente, en el caso del PP, que había presentado un total de 255 enmiendas a las cuentas del próximo año, 232 han sido admitidas. De las 23 restantes, 16 han sido rechazadas y siete han sido enviadas al Gobierno regional para su estudio.

Estas mismas fuentes han explicado que, una vez calificadas todas las enmiendas, el Ejecutivo castellanomanchego deberá redactar un informe a las Cortes sobre la conveniencia o no de admitir las 7 enmiendas que le han sido enviadas. Una vez que ese informe esté a disposición del Parlamento, la Mesa de las Cortes podrá convocar la Comisión de Economía y Presupuestos, que se encargará de redactar del dictamen del Proyecto de Ley que, posteriormente, se abordará en el pleno de las Cortes.