Así consta en la resolución de dicha Dirección General que publica este martes el Diario Oficial de Castilla-La Mancha y recoge Europa Press, en la que se explica que podrán beneficiarse de dichas ayudas las cooperativas apícolas y organizaciones representativas con personalidad jurídica propia integradas en su mayoría por apicultores que cumplan los requisitos.

De igual modo se financia con estas subvenciones la lucha contra las agresiones y enfermedades de la colmena, en particular contra la varroosis, la racionalización de la trashumancia, el análisis de la miel, así como medidas de apoyo a la repoblación de la cabaña apícola.

La cuantía total estimada de la presente convocatoria asciende a 800.000 euros. El 50% de esa cantidad se financiará con cargo a los y el otro 50% restante será con cargo a los presupuestos de la y a los presupuestos Generales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.